Buscar

Vatican News
Periodistas conmemoran el Día Mundial de la Libertad de Prensa durante la emergencia por coronavirus en Islamabad el 3 de mayo de 2020. Periodistas conmemoran el Día Mundial de la Libertad de Prensa durante la emergencia por coronavirus en Islamabad el 3 de mayo de 2020.  (AFP or licensors)

Libertad de prensa cada vez más en riesgo. Papa: “dar voz a quienes no la tienen”

"En la crisis actual, necesitamos un periodismo libre al servicio de todas las personas, especialmente aquellos que no tienen voz; un periodismo que se dedique a la búsqueda de la verdad y abra caminos de comunión y de paz". Es el Tweet del Papa Francisco con motivo del día de la libertad de prensa que se celebró ayer, 3 de mayo. Desde el Consejo de Europa, destaca un fuerte llamamiento a la protección de los periodistas en comparación con las nuevas medidas restrictivas en diferentes países

Fausta Speranza – Ciudad del Vaticano

En el mensaje publicado con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Secretaria General del Consejo de Europa, Marija Pejčinović Burić, insta a los gobiernos de los países miembros a "evitar restricciones indebidas". Durante esta crisis sanitaria, algunos gobiernos arrestaron a periodistas que habían publicado noticias críticas sobre el manejo de la pandemia y también ampliaron significativamente la vigilancia y aprobaron nuevas leyes para castigar las noticias "falsas". Entre los otros temas, destacan las medidas que hacen que sea más difícil para los periodistas proteger sus fuentes, las continuas amenazas a la independencia de los organismos públicos de radiodifusión, así como las iniciativas para reducir la financiación y la interferencia política en la gobernanza.

Tweet del Papa Francisco en @Pontifex
Tweet del Papa Francisco en @Pontifex

El efecto pandemia

"La pandemia de Covid-19 subraya y amplifica las muchas crisis que amenazan el derecho a la información gratuita, independiente, variada y confiable". Esto es lo que leemos en la edición 2020 del Índice Mundial de Libertad de Prensa, publicado por Reporteros sin Fronteras (RSF) el pasado 21 de abril. La década, subraya Reporter Sans Frontières, será muy delicada e importante para el mundo del periodismo, ya que la pandemia resalta y agrava las crisis que no siempre se informan libremente debido a la presión de los gobiernos. Hablamos con el director de la Escuela de Periodismo de Urbino, Giampiero Gramaglia, sobre los desafíos actuales que han surgido con el coronavirus, la larga cuestión de la interferencia de noticias falsas, la relación fundamental entre la libertad de prensa y la democracia.

Datos en Europa

La violencia y la intimidación contra los medios de comunicación están aumentando en muchos de los 47 países miembros del Consejo de Europa, hasta el punto de que los ataques a la libertad de prensa corren el riesgo de convertirse en una nueva normalidad. Esto es lo que señala el informe anual de la Plataforma del Consejo de Europa para la protección del periodismo y la seguridad de los periodistas, preparada por 14 ONG para la libertad de prensa. Se han documentado 142 amenazas graves en el último año, incluidos 33 ataques físicos, 17 nuevos casos de detención (105 periodistas encarcelados a finales de 2019, 91 solo en Turquía), 43 casos de acoso e intimidación, y 2 nuevos casos de impunidad por asesinato.

En particular, en los países de la Unión Europea, según Reporters Sans Frontières (RSF), la libertad de prensa se considera principalmente "positiva" o "satisfactoria". Finlandia, Dinamarca, Suecia y los Países Bajos continúan registrando las mejores calificaciones, mientras que Croacia, Rumania, Malta, Hungría, Bulgaria ocupan las posiciones más atrasadas en el ranking. El Secretario General del Consejo de Europa subraya cómo los medios de comunicación "pueden ayudar a prevenir la propagación del pánico y destacar ejemplos positivos de solidaridad en nuestras sociedades".

Datos en el mundo

Las amenazas a menudo se traducen en asesinatos, como lo confirman los datos de los primeros meses de 2020: 11 periodistas asesinados. En 2019, 49 trabajadores de la información fueron asesinados. Este es el número más bajo en los últimos 16 años, pero no necesariamente debe interpretarse como una cifra positiva para la libertad de prensa, porque en algunos países de alto riesgo podría significar que los esfuerzos de investigación de los periodistas han fallado. En cualquier caso, hay algunos datos positivos, pero la situación general de la libertad de prensa en el mundo ha empeorado, mientras que la hostilidad hacia los periodistas ha aumentado.

El número de países considerados seguros continúa disminuyendo: solo el 24 por ciento de los 180 países experimentaron un nivel óptimo o satisfactorio de libertad de prensa en 2019, en comparación con el 26 por ciento en 2018 y el 27 por ciento en 2017. En comparación con el año pasado, el informe 2020 confirma a China en el puesto 177 de su clasificación, identifica a Irán en el puesto 173 (tres lugares abajo), Irak en el 162 (seis lugares abajo). Luego están Oriente Medio y África del Norte, que siguen siendo las regiones más peligrosas del mundo para los operadores de la información, mientras que la región de Asia y el Pacífico ha registrado el mayor aumento en las violaciones de la libertad de prensa con un aumento en los casos con un 1.7 por ciento. Corea del Norte cierra la lista, bajo el régimen de Kim Jong-un, en el puesto 180.

¿Porqué se eligió el 3 de mayo para celebrar el Día de la Libertad de Prensa?

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el Día Mundial de la Libertad de Prensa el 3 de mayo para recordar a los gobiernos su deber de defender y hacer cumplir la libertad de expresión consagrada en el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948. Se ha elegido el aniversario de la Declaración de Windhoek. Este es el documento sobre la importancia fundamental de los principios en defensa del pluralismo y la independencia de los medios de comunicación promulgados por los periodistas africanos en Windhoek, la capital de Namibia, al concluir el seminario organizado por la UNESCO del 29 de abril al 3 de mayo de 1991. El documento representa la primera de una serie de declaraciones en todo el mundo sobre el compromiso con la libertad de prensa.

04 mayo 2020, 11:56