Buscar

Vatican News

Descubren un antiguo texto hebreo en fragmentos de pergaminos de Qumran

“Las disposiciones para vivir el Shabat en el tiempo de Jesús”, es lo que ha surgido de los pequeños fragmentos de los pergaminos de Qumran estudiados por un grupo de investigadores internacionales. El análisis de los restos de pergamino de aproximadamente un centímetro cuadrado fue realizado por medio de fotografías multiespectrales.

Paolo Ondarza – Ciudad del Vaticano

Se creía que no había alguna información escrita en los pequeños fragmentos de los pergaminos de Qumran, provenientes de la colección Reed y conservados en la Biblioteca John Rylands de Manchester. Esto fue negado tras el resultado de un análisis realizado mediante la técnica de la fotografía multiespectral del grupo Dispersed Qumran Caves Artefacts Archival Sources (DQCAAS), compuesta por Joan Taylor, profesor del King's College de Londres, Marcello Fidanzio de la Facultad de Teología de Lugano y Dennis Mizzi de la Universidad de Malta.

Técnica de la fotografía multiespectral
Técnica de la fotografía multiespectral

Se capturaron imágenes en color muy detalladas usando infrarrojos desde 24 ángulos diferentes. Bajo la superficie de los diminutos fragmentos de pergamino, ennegrecidos por la humedad a lo largo de dos milenios, emergieron inequívocamente los caracteres del alfabeto hebreo y una referencia al Shabat, el día dedicado por el judaísmo al descanso. El increíble y emocionante descubrimiento ha sido anunciado en los últimos días.

El proyecto se centró en el estudio de pergaminos ya examinados desde un punto de vista físico-químico por científicos británicos en los años cincuenta. El DQCAAS ha encontrado la presencia de un texto hebreo halakhico, que es de naturaleza legal, del cual hay otras copias en Qumran; se trata del Documento de Damasco que regulaba la observancia del sábado por parte de una corriente del judaísmo durante el final del llamado “Período del Segundo Templo”, correspondiente a la época de Jesús.

Desierto de Judá
Desierto de Judá

Los fragmentos de piel de animales probablemente provienen de la cueva 4 del desierto de Judá, un lugar caracterizado por un clima muy seco, interrumpido un par de veces al año por lluvias torrenciales. "Es una gran emoción tener una experiencia directa con estos textos", explica a Vatican News Marcello Fidanzio, director del Instituto de Cultura y Arqueología de Tierras Bíblicas de la Facultad de Teología de Lugano: "Uno tiene la sensación de cerrar una brecha temporal y acercarse a la experiencia de quienes escribieron y luego leyeron estos textos". Los estudiosos continuarán ahora su trabajo de comprensión de los textos y análisis de los materiales.

Los pergaminos de Qumran fueron encontrados entre aproximadamente 900 Manuscritos del Mar Muerto entre 1947 y 1956 en cuevas localizadas a 12 kilómetros al sur de Jericó. Escritos en arameo, hebreo y griego, datan de entre el 150 a.C. y el 70 d.C. y se dividen en textos bíblicos, manuscritos apócrifos y manuscritos sectarios. El descubrimiento es considerado entre los más importantes de la era moderna.

23 mayo 2020, 17:38