Buscar

Vatican News
Foto de archivo Foto de archivo 

Día Mundial del Libro: el compromiso del Grupo San Pablo para reiniciar

Se celebra hoy el Día Mundial del Libro promovido por la UNESCO. Muchas iniciativas a pesar de las limitaciones impuestas por la emergencia del Covid-19: invitaciones a la lectura, maratones en streaming y actividades para volver a poner en marcha un sector que ha sido duramente puesto a prueba por el cierre.

El placer de leer un buen libro es una riqueza a redescubrir. Más aún en tiempos de cuarentena. El 25º Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor se celebra este año en medio de la pandemia.

Fijado desde su proclamación en 1995 por la UNESCO el 23 de abril, fecha de la muerte de Cervantes, Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, tiene sus raíces en Cataluña en la memoria litúrgica de San Jorge, San Jordi, patrono de la región. Allí, según la tradición, las mujeres responden al regalo de rosas de sus enamorados con un libro. No es casualidad que los libreros de Barcelona acostumbren a dar una rosa por cada volumen vendido. Este año, debido a las medidas de contención del Covid-19 el "Día del llibre" no se caracterizará como es habitual por los colores de los puestos que llenan de vida la Rambla de Cataluña; sin embargo, no faltan iniciativas para celebrar en línea este día concebido por el escritor y editor valenciano Vincent Claves Andrés, celebrado por primera vez en España por el rey Alfonso XIII el 7 de octubre de 1926, día del nacimiento de Cervantes, y trasladado desde el 1930 al 23 de abril.

La página web de la Arquidiócesis de Barcelona ofrece una selección de títulos para celebrar Sant Jordi y apoyar a la industria editorial que ha estado muy afectada desde el cierre de las librerías. En la web no faltan maratones de lectura, como la organizada en Italia bajo el patrocinio de la UNESCO por la Fundación De Sanctis, mañana en streaming de 11 a 18 horas. "La lectura - leemos en un comunicado - tiene la fuerza de hacer viajar, más allá de cualquier forma de restricción. Con la lectura todo permanece en movimiento: la mente, el corazón, la imaginación y el espíritu".

La editorial San Pablo, que publica cerca de 200 novedades al año y cuenta con un fondo bibliográfico de más de 1.700 títulos vivos, está comprometida con la la formación integral de la persona, la educación en valores, el cuidado de la interioridad, el fomento de la lectura, el desarrollo de la imaginación, la defensa de los más vulnerables y, en definitiva, la transmisión de la Palabra y la comunicación de la Buena Noticia. Durante el período de cierre total y también en estos días en que las primeras librerías están reabriendo en algunas regiones de Italia, "Diffusione San Paolo" ofrece la posibilidad de pedir los productos deseados a minoristas de confianza y recibirlos en casa sin gastos de envío.  "Estoy convencido de que debemos tratar de dar esperanza a las librerías, ofreciendo un nuevo servicio dedicado al lector que no ha dejado de comprar libros", explica a Vatican News Fabrizio Cattaneo , Director de Ventas del Área de Libros del "Gruppo Editoriale San Paolo". "Hasta ahora hemos tenido un gran éxito con cientos de librerías participantes".

Más que nunca, en un momento en la que la mayoría de las escuelas de todo el mundo están cerradas y debemos quedarnos en casa, - se lee en el sitio de la Unesco - podemos usar el poder de la lectura para combatir el aislamiento, estrechar los vínculos entre las personas, expandir nuestros horizontes, a la vez que estimulamos nuestras mentes y nuestra creatividad. “Durante el mes de abril y durante todo el año, es fundamental tomarse el tiempo para leer solo o con los niños. Es un motivo para celebrar la importancia de la lectura, fomentar el crecimiento de los niños y niñas como lectores y promover el amor a la literatura”.

23 abril 2020, 13:04