Buscar

Vatican News

El coronavirus llega a la periferia peruana

Nauta es una población con cerca de 30 mil habitantes, según el censo de 2017, localizada en la región Loreto, en la Amazonia peruana y fue fundada en 1830, por un cacique de la etnia cocama (conocidos hoy como etnia kukama). Esta ciudad está ubicada entre los ríos Marañón y Ucayalí. Entrevista a Marilez Tello, periodista.

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

La región de Nauta, es habitada por pueblos indígenas como los kukama, quichua, ashuar, urarina y otros. Los pueblos que conforman esta región carecen, casi siempre, de los servicios básicos como agua potable, desagües, electrificación. Sus principales actividades son la pesca y la agricultura de subsistencia. En los últimos años y en las zonas urbanas, la actividad del transporte de pasajeros a través de los mototaxis ha cobrado importancia, como otra actividad laboral que posibilita la subistencia.

Un sistema de salud en condiciones precarias para enfrentar el COVID-19

La periodista Marilez Tello, nos relata que el sistema de salud es precario, pues no cuenta con los recursos para atender los casos de dengue y malaria. Las postas médicas o centros de salud locales, están ubicadas algunas, entre cinco horas o al menos un día de viaje. No están equipadas y carecen de medicamentos y de personal de salud. Las que tienen movilidad, muchas veces no tienen combustible para transportar a los enfermos.

En el caso de las postas médicas, ubicadas en los poblados rurales y pueblos, Tello cuenta que la mayoría de las postas cuentan con un profesional técnico en enfermería que tiene que hacer de médico, enfermero obstetra y otros. De la habilidad e ingenio de este profesional técnico se salvarán las vidas.

La población tardó en tomar conciencia

Tello insiste en que, desde el 16 de marzo, cuando se comenzó a aplicar la declaratorio de Urgencia Sanitaria en el país, para prevenir la expansión del coronavirus, la población se mostró reacia a cumplir el aislamiento social obligatorio. Se podían ver por las calles, jóvenes haciendo deportes, niños, ancianos transitando por las vías, los mercados repletos, sin observar la más mínima medida de seguridad. El transporte interprovincial seguía funcionando. La vida parecía normal.

Las autoridades locales y provinciales se vieron en la necesidad de conformar un comité multisectorial para llegar a la población y hacer cumplir las medidas que da el gobierno peruano para evitar la expansión de la pandemia. Solo de esta forma se han comenzado a hacer efectivas las medidas de prevención.

Cierre de vías de comunicación

Se ha cerrado la carretera Iquitos – Nauta, así como el transporte de pasajeros por el río Marañón. Solo se permite el transporte de mercaderías y alimentos, asegurando la cadena de suministros. En las comunidades, las autoridades locales han restringido el ingreso de personas foráneas, así como de aquellos que no alcanzaron a regresar a su territorio, después de la declaratoria de urgencia.

El 2 de abril se conoció el primer caso de contagio por coronavirus en la ciudad de Nauta y hasta el 5 de abril se contabilizan 4 casos. Las comunidades han cerrado los accesos y han puesto a disposición, unidades de desinfección en las calles. Los vecinos el puerto de Nauta se han organizado para colaborar con las autoridades portuarias en la vigilancia para hacer cumplir las disposiciones y evitar la propagación del virus. También, algunos habitantes se quejan del abuso de la fuerza por parte de algunos policías.

Solidaridad de la comunidad kukama

En este momento de crisis sanitaria, hay mucho espacio para la solidaridad. Tello afirma que la comunidad kukama de San Pedro donó cien racimos de plátano y varios sacos de yuca al municipio provincial de Nauta, para que sean repartidos entre las personas más pobres de la ciudad.

Limitaciones

Además de las limitaciones con que funciona el sistema sanitario local, de las 4 farmacias que hay en la localidad, ninguna está abierta las 24 horas del día. La parroquia y algunas autoridades locales han recolectado víveres y han comenzado a repartirlos entre las familias que viven en pobreza.

Falta ayuda a las comunidades indígenas

Según la periodista Marilez Tello, la ayuda sólo se está dando en Nauta, pero no en las comunidades pequeñas y rurales. Las comunidades indígenas, hasta ahora, no están incluidas en el sistema de distribución de ayudas.

La Red Eclesial Panamazónica reporta que en la Amazonia hasta el 5 de abril hay 1292 casos de contagio y 37 fallecidos. En el caso de la región amazónica peruana, 153 casos y 3 fallecidos.

06 abril 2020, 13:46