Buscar

Vatican News

Día Mundial del Braille: medio de comunicación e inclusión para millones de invidentes

Este 4 de enero se celebra el Día Mundial del Braille, con el fin subrayar la importancia que este método ha tenido en la plena realización de los derechos fundamentales de las personas ciegas y con discapacidad visual.

Ciudad del Vaticano

Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente unos 36 millones de personas en el mundo sufren ceguera y 216 millones tienen discapacidad visual de moderada a grave. Por este motivo, la ONU señala que las personas con discapacidad visual corren un mayor riesgo que otras de terminar en la pobreza, que gocen de peor salud y que se encuentren en situaciones desfavorecidas para acceder a la educación y al empleo. En este sentido, la ONU adoptó en 2006 la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad con el fin de promover los derechos y el bienestar de estas personas con la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Un elemento esencial para la inclusión social

En noviembre de 2018, la Asamblea General decidió proclamar el 4 de enero Día Mundial del Braille para poner de manifiesto que facilitar el acceso a la escritura es un requisito crucial para que las personas con discapacidad visual disfruten plenamente de los derechos humanos y las libertades fundamentales y además consideró que el braille es un elemento esencial para la educación, la libertad de expresión y opinión, el acceso a la información y la inclusión social, y así, garantizar que nadie se quede atrás para que todos los seres humanos vivan una vida próspera y plena.

El braille garantiza a los invidentes el acceso a los libros

Inventado por el francés Louis Braille en la primera mitad del siglo XIX, este sistema de escritura táctil, en el que cada letra, figura o símbolo musical está representado por una combinación de seis puntos, garantiza a los invidentes el acceso a los libros. Hijo de un talabartero, Louis Braille a la edad de tres años se lesionó el ojo izquierdo en el taller de su padre. Debido a la propagación de la infección, perdió la visión en su ojo derecho y quedó ciego. A la edad de 10 años ganó una beca para la Institución de Jóvenes Ciegos de París.

Aquí, los niños ciegos aprendían varios oficios (como por ejemplo rellenar sillas), y se les enseñaba a leer utilizando el método de lectura de Valentin Haüy, que consistía en tocar los caracteres en letra negra, pero resaltados por un alambre de cobre en el otro lado de la hoja. Sin embargo, este método no permitía a la gente escribir. En 1827, cuando se convirtió en profesor de la escuela donde había estudiado, Braille, inspirado en un método utilizado por los militares para escribir despachos, inventó su propio método basado en el entrelazamiento de seis puntos. Murió en 1852 y fue enterrado en el Panteón de París.

¿Qué es el braille?

El braille es una representación táctil de símbolos alfabéticos y numéricos que utiliza seis puntos para representar cada letra y cada número, e incluso símbolos musicales, matemáticos y científicos. Este sistema de escritura lo usan las personas ciegas o con deficiencia visual para leer los mismos libros y publicaciones periódicas que los impresos para la lectura visual y garantizar la comunicación de información importante para ellas y otras personas y representa competencia, independencia e igualdad.

04 enero 2020, 11:51