Buscar

Vatican News

Voces Católicas lanza un mensaje de paz para Chile: "somos parte de la solución"

En medio del complejo panorama económico y social que vive el pueblo chileno, Vatican News entrevistó a Julio Pozo, laico y portavoz de Voces Católicas: una organización sin fines de lucro que trabaja al servicio de la Iglesia y que propone "ver esta realidad desde la perspectiva de la fe". "Nosotros somos parte de la solución de Chile", explica nuestro entrevistado.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

Son momentos convulsos los que está viviendo el pueblo chileno en estas últimas semanas en las que nuevos episodios de violencia y saqueos han sido los protagonistas en las calles del país.

Saqueo en la Parroquia de la Asunción

Unas manifestaciones que en su origen buscaban la reivindicación de una mayor igualdad económica y justicia social entre ciudadanos pero que se han ido deformando hasta convertirse en un pretexto para hacer uso deliberado de la agresividad callejera.

Así lo reflejó el incidente acaecido el viernes 8 de noviembre cuando, según fuentes locales e imágenes compartidas en las Redes Sociales de todo el mundo; un grupo de personas que se manifestaba contra el actual gobierno nacional asaltó la Parroquia de la Asunción en la ciudad de Santiago de Chile, para robar del interior los bancos de madera, confesionarios e imágenes religiosas con las que posteriormente armaron unas improvisadas barricadas.

Chile necesita la paz para poder funcionar

Una escena lamentable en la que también se incendió parte del mobiliario. En medio de este contexto Vatican News entrevistó a Julio Pozo, laico, chileno y portavoz de Voces Católicas: una organización sin fines de lucro que trabaja al servicio de los medios de comunicación y de la Iglesia.

 

"Estas manifestaciones comenzaron como pacíficas pero luego han terminado en saqueos, barricadas, cortes del tránsito y del transporte público", explica Julio, asegurando que todo este panorama hace muy difícil que la gente pueda trabajar y vivir en armonía ya que "muchos compatriotas están asustados" al haber perdido sus fuentes de trabajo a causa de estos hechos violentos.

La violencia nunca es el camino de la reivindicación

"Todavía la tensión se mantiene- añade el portavoz de Voces Católicas- y esto es inquietante porque necesitamos cierto grado de paz para poder funcionar".

Asimismo, Julio Pozo subraya, que si bien estas "demandas sociales son totalmente válidas" y vienen formulándose desde "tiempos pretéritos por lo menos desde hace 40 años desde que Chile cambió su modelo económico"; la violencia nunca es el camino acertado para ningún tipo de reivindicación.

Entrevista a Julio Pozo: "Ver la realidad desde la fe"

En este sentido, la organización Voces Católicas compuesta por laicos que profesan distintos carismas, desempeña un papel fundamental: escuchar y difundir las voces que reflejan cómo se ve la realidad desde la fe, "siempre asentados en Cristo".

 

"Nosotros procuramos dar un mensaje de diálogo y de paz en la sociedad, buscando la justicia", asevera Julio haciendo hincapié en que son muchos los desafíos para lograr un sistema social más justo. Uno de ellos sería aplicar al sistema actual, los principios que propone la Doctrina Social de la Iglesia.

Mensaje de paz para el pueblo chileno

Por último, pedimos a nuestro entrevistado un mensaje de paz y esperanza para su pueblo: "a mis compatriotas chilenos les diría que no esperemos solamente a que haya una decisión por parte del gobierno para solucionar estos problemas, sino que nosotros unidos como pueblo tenemos que solucionarlos, ya que somos parte de la solución de Chile".

Y en este punto, Julio lanza un llamamiento colectivo invitando a cada chileno a "procurar ser más justo en cualquier ambiente en el que se encuentre", empezando por los hogares, las familias y los lugares de trabajo. Solo así se puede lograr una mayor justicia social generalizada, partiendo del cuidado y respeto por los pequeños gestos de fraternidad que son los que verdaderamente pueden cambiar el futuro de una nación.

11 noviembre 2019, 16:00