Buscar

Vatican News
Día Mundial  Alimentación alimentos calidad Día Mundial de la Alimentación: necesario garantizar alimentos de calidad para todos  (ANSA)

Derrotar el hambre y no sólo. Próximo objetivo: alimentos de calidad para todos

Se celebró hoy en Roma en el Palacio de la Fao, el Día mundial de la Alimentación. Presentes el director general de la Fao, Qu Dongyu, el presidente del Consejo de Ministros italiano, Giuseppe Conte y los ministros de Agricultura y Seguridad alimenticia de numerosos países. Eventos en 150 Estados.

Roberta Gisotti - Ciudad del Vaticano

“Nuestras acciones son nuestro futuro. Una alimentación sana para el mundo  #HAMBRECERO”. El tema del Día mundial de la Alimentación 2019 evidencia la contradicción de un mundo donde el número de los hambrientos, 820 millones, ha vuelto a aumentar, así como el número de personas malnutridas, incluso por exceso de alimentos.

Aumentan hambrientos y malnutridos

Todo esto supone "un grave coste para las personas, las familias, las comunidades y los países", subrayó el nuevo Director General de la FAO, el chino Qu Dongyu, al inaugurar el encuentro conmemorativo en Roma. 1 de cada 9 personas padece hambre y 1 de cada 3 come de forma incorrecta, expuesta a riesgos para la salud, incluso graves, como la falta de vitaminas y minerales, raquitismo, agotamiento, sobrepeso y obesidad, que paradójicamente afectan en gran medida a las poblaciones más desfavorecidas, víctimas de dietas desequilibradas, precisamente por la dificultad de encontrar alimentos de calidad, combinada con situaciones de estrés ambiental debidos a las privaciones en la mesa. Casi 700 millones de adultos son obesos. Por lo tanto, la subnutrición y la obesidad coexisten en muchos países y pueden encontrarse en las mismas familias.

Las dietas incorrectas causan enfermedad y muerte

Pocas personas se imaginan que la mala nutrición es el principal factor de riesgo de muerte por enfermedades no transmisibles, como la insuficiencia cardíaca, la diabetes y algunos tipos de cáncer. Las enfermedades relacionadas con la obesidad por sí solas representan 2 billones de dólares al año en los presupuestos nacionales de salud.

Seguridad alimentaria en cantidad y calidad

Hoy en día, la seguridad alimentaria -advierte la FAO- ya no es sólo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Todos los países del mundo están llamados a hacer su parte por el bienestar de la humanidad. "Debemos proponer nuevas ideas y emprender iniciativas más valientes", es la invitación urgente que Qu Dongyu dirige a la comunidad internacional, porque las últimas tendencias -denunció- indican que los esfuerzos para vencer el hambre están "fracasando".

Hambre Cero: la meta se aleja

Es importante garantizar que los alimentos nutritivos y sostenibles estén al alcance de todos para cumplir el objetivo del Hambre Cero. Un objetivo que ciertamente no se alcanzará en 2030, fijado por la ONU, pero que se acercará si logramos "cambiar - exhorta la FAO - la forma en que producimos, suministramos y consumimos los alimentos". "Nos espera un gran reto", que sólo podremos ganar -dijo Qu Dongyu- si trabajamos codo con codo". "Necesitamos proyectos más amplios, internviniendo de una manera más concreta y específica".

Culturas intensivas bajo acusación

Desde la granja hasta la mesa, los sistemas alimentarios siguen centrándose en los cultivos intensivos que están provocando la rápida desaparición de la biodiversidad. Hoy en día, sólo 9 especies de plantas representan casi el 70 por ciento de la producción total, en comparación con las más de 6.000 especies cultivadas a lo largo de la historia con fines alimentarios. En la actualidad, sólo tres cultivos (trigo, maíz y arroz) proporcionan casi el 50 por ciento del suministro mundial de energía. La variedad de alimentos es fundamental para garantizar una dieta sana y proteger el medio ambiente.

Crisis nutricional y estilos de vida

Como resultado de la globalización, la urbanización y el crecimiento de los ingresos, los hábitos alimentarios de una gran parte de la población mundial han cambiado radicalmente en las últimas décadas. "Hemos pasado de alimentos de temporada, especialmente verduras y productos ricos en fibra, a dietas demasiado ricas en calorías, a menudo con un alto contenido de almidones refinados, azúcar, grasa, sal, productos procesados, y con un consumo excesivo y frecuente de carne. Cada vez cocinamos menos en casa y los consumidores, especialmente en las zonas urbanas, utilizan más a menudo supermercados, comida rápida, comida callejera y restaurantes para llevar.

Cumbre Mundial sobre Sistemas Alimentarios

De ahí el llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en su vídeo mensaje para el Día Mundial de la Alimentación, para que las dietas de calidad sean accesibles para todos.  El creciente hambre -dijo- es inaceptable ante el desperdicio de más de mil millones de toneladas de alimentos cada año. Luego el anuncio de una Cumbre Mundial sobre Sistemas Alimentarios en 2021. Un encuentro que "Italia se sentiría honrada de acoger", dijo el Primer Ministro Giuseppe Conte en su discurso. El futuro que queremos para nuestros hijos", añadió, "es un mundo sin hambre en el cual esté garantizado el acceso a alimentos seguros y nutritivos". “Todos estamos llamados a este desafío, sin excepción”.

16 octubre 2019, 14:12