Cerca

Vatican News

Centroamericanos celebran fiesta de independencia en Italia

El pasado 15 de septiembre, los países centroamericanos celebraron el 198 aniversario de la independencia de España.

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

La independencia de los países centroamericanos Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica fue proclamada el 15 de septiembre de 1821. En cada país, así como en cada población, los ciudadanos recuerdan esta fiesta con desfiles, bailes y comidas.

En los desfiles suelen participar estudiantes de instituciones educativas públicas y privadas. Los ritmos de marchas militares en algunos casos fueron sustituidos por canciones que son populares y son de gran atractivo para los jóvenes que las ejecutan. Las bandas estudiantiles están formadas usualmente por jóvenes varones, mientras que las muchachas participan bailando.

Las celebraciones tienen como elementos principales el canto del himno nacional y los desfiles. Además, los cinco países son recorridos por la antorcha de la libertad.

Celebración en Italia

En Italia, los miembros de las comunidades de centroamericanos también se unieron a los ciudadanos de sus países de origen y celebraron la independencia, tanto en la ciudad de Roma como en Milán. Para muchos, este momento significó la posibilidad de encontrar coterráneos con quienes disfrutar el recuerdo de una fiesta común, así como revivir elementos de la identidad: el canto del himno, las comidas y bebidas tradicionales y el baile de alguna que otra canción.

La celebración en Roma incluyó una misa que fue organizada por la embajada de El Salvador ante la Santa Sede y después un acto cultural.  En Milán, donde reside la mayoría de salvadoreños, la fiesta comprendió un desfile y un acto cultural, así como la degustación de platillos tradicionales. En el caso de Honduras, la comunidad organizó actividades deportivas y culturales, así como la degustación de comida tradicional.

Nostalgia

Numerosas personas vistieron la camiseta de la selección de futbol y expresaban su nostalgia por la patria que han dejado atrás, sin embargo, las conversaciones sobre la independencia, recuerdan que no es un capítulo acabado en la vida de cada país, sino que los deseos de libertad siguen estando presentes en las pláticas entre sus ciudadanos.

Además de compartir la misma fecha de la independencia, los países centroamericanos comparten otras problemáticas. Por ejemplo, la pobreza. En Costa Rica y Nicaragua la pobreza afecta a uno de cada cuatro ciudadanos. En Honduras, uno de cada seis, El Salvador, uno de cada tres y en Guatemala a 6 de cada diez. Esto explicaría, de manera parcial, por qué los ciudadanos de estos países se ven empujados a migrar.

Otras realidades compartidas 

Además de compartir el problema de la pobreza, también comparten la realidad de la violencia, la mala distribución de la riqueza nacional, los bajos salarios, las pandillas juveniles, la corrupción, presente en el Estado como en la empresa privada.

La Universidad Centroamericana (UCA) de El Salvador, en un editorial publicado para la ocasión, recuerda que la independencia fue liderada por civiles: intelectuales, profesionales, hombres de leyes, sacerdotes. Esta situación contrasta con la presencia preponderante de los militares en la vida de los países, donde se les ha asignado tareas en la rama de seguridad ciudadana, pero con resultados escasos. Más bien, hay acusaciones de abuso de fuerza y de violaciones a los derechos humanos.

El editorial de la UCA finaliza afirmando: “Si queremos celebrar la independencia, lo más adecuado es destacar los ejemplos de personas, grupos o instituciones que han apoyado el desarrollo, que han tratado de fortalecer la democracia y que han defendido los derechos humanos, sobre todo los de las víctimas de la violencia y la esclavitud que impone la pobreza”.

16 septiembre 2019, 16:56