Vatican News

Atentado a la sinagoga de Pittsburgh. Rabino Perlman: “no a la pena de muerte”

Los líderes de dos de las tres Congregaciones que comparten la sinagoga ‘Tree of Life’ (Árbol de la Vida) de Pittsburgh, en Pensilvania, Estados Unidos, instaron al Fiscal General, William Pelham Barr, a no pedir la pena de muerte para el asesino de Pittsburgh.

Ciudad del Vaticano

“Nuestras tradiciones religiosas, la suya católica y la mía judía, se oponen enérgicamente a la pena de muerte”, con estas palabras el rabino Jonathan Perlman, de la Congregación New Light Congregation en Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos, instó al Fiscal General, William Pelham Barr, a no pedir la pena de muerte para Robert Bowers, por el ataque perpetrado el 27 de octubre de 2018, en la sinagoga Tree of Life*Or L'Simcha de Pittsburg.

La notificación de la Fiscalía General

La oficina del Fiscal General de los Estados Unidos ha notificado al Tribunal de Distrito de Pensilvania su intención de pedir la pena de muerte contra Robert Bowers, por el ataque perpetrado el 27 de octubre de 2018, en la sinagoga Tree of Life*Or L'Simcha de Pittsburg. Este lunes los Fiscales Federales dijeron en la presentación judicial que, este hombre acusado de matar a 11 personas en la sinagoga “Árbol de la Vida” deberá enfrentar la pena de muerte si es declarado culpable. El anuncio fue realizado pese a la oposición pública al castigo de dos de las tres Congregaciones que comparten la sinagoga de Pittsburg.

“El joven de 46 años fue acusado de 63 cargos por la masacre en la que murieron 11 personas. La solicitud de condena – reportó CNN – fue motivada, entre otras cosas, por el antisemitismo del hombre, que no mostró arrepentimiento y que se declaró inocente”. La justificación de una sentencia de muerte incluye acusaciones de planificación y premeditación, la vulnerabilidad y el número de víctimas, y una motivación para la hostilidad religiosa. También enumeró las lesiones, los daños y las pérdidas causadas a las víctimas.

La oposición de las Congregaciones Judías

A principios de este mes, los líderes de dos de las tres Congregaciones que comparten la sinagoga “Árbol de la Vida” instaron al Fiscal General, William Pelham Barr, a no pedir la pena de muerte para Robert Bowers. El rabino Jonathan Perlman, que sobrevivió al tiroteo y perdió a tres miembros de su Congregación, New Light Congregation, escribió una carta al Fiscal apelando a su fe católica, que “como víctima del ataque”, recordándole que, “nuestras tradiciones religiosas, la suya católica y la mía judía, se oponen enérgicamente a la pena de muerte”. “Me gustaría que el asesino de Pittsburgh – afirmó Perlman – fuera encarcelado por el resto de su vida sin libertad condicional. Debería meditar si valió la pena actuar sobre alguna fantasía separatista blanca contra el pueblo judío”. En su apelación, el rabino explicó que una de sus razones era no reabrir las heridas de sus fieles, que aún no se han curado. “Déjalo vivir para siempre. Estoy principalmente interesado en no dejar que este delincuente cause más dolor a mi comunidad”.

Una segunda Congregación que usaba la sinagoga, Dor Hadash, entre la cual hay un miembro muerto, también había enviado una carta al Departamento de Estado para evitar la petición de la pena de muerte. La carta, firmada por la Presidenta Donna Coufal, pedía un acuerdo para condenar al asesino a cadena perpetua y evitar el juicio. “Creemos que la eliminación del juicio y la publicidad del asesino sería en interés de la Congregación, así como del público - se lee en la nota – una súplica por una cadena perpetua sin posibilidad de liberación impediría que este individuo obtuviera la atención y la publicidad que inevitablemente conllevaría el juicio”.

28 agosto 2019, 12:54