Cerca

Vatican News

La cuarta parte de víctimas de la trata en Europa son menores

La organización no gubernamental Save The Children, presenta su informe "pequeños esclavos invisibles 2019", en vistas al Día Mundial contra la trata de Seres Humanos que se celebra el 30 de julio: un plan de acción a nivel global con el fin de combatir el tráfico de personas urgiendo a los Gobiernos internacionales a que unan sus fuerzas para derrotar este flagelo, definido en tantas ocasiones por el Papa Francisco como un "vergonzoso crimen contra la humanidad" y una de las nuevas formas de esclavitud moderna.

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

En todo el mundo, decenas de millones de personas buscan refugio desesperadamente, muchas de ellas lejos de sus hogares y en situaciones de inseguridad. Los migrantes y refugiados se enfrentan a obstáculos físicos y barreras burocráticas enormes. Muchos de ellos, también están expuestos a violaciones de sus derechos humanos y a la explotación de los traficantes de personas, quienes se aprovechan de los más desesperados y vulnerables, especialmente las mujeres y los niños.

Tal como revelan los datos del estudio, una cuarta parte de las víctimas de la trata en Europa son menores, y el principal objetivo de los traficantes de seres humanos es la explotación sexual.

De las 20.500 víctimas de uno de los sistemas más violentos e inescrupulosos que se conocen, registrado en la Unión Europea en 2015-16, el 56% de los casos se refieren a la trata con fines de explotación sexual, con un significativo 26% vinculado a la explotación laboral, 1 de cada 4 víctimas es menor de 18 años, 2 de cada 3 son mujeres o niñas. En Italia, hay 1.660 víctimas de tráfico probado, con un número creciente de menores implicados, que en un año han pasado del 9% al 13%.

La "punta del iceberg" de un fenómeno oculto

Una tendencia al alza se confirma también por la retroalimentación directa de los operadores del proyecto Rutas de Salida de Save the Children, que en 2018, en sólo 5 regiones, interceptaron a 2.210 víctimas del tráfico de niños y jóvenes, cifra que aumentó en un 58% en comparación con las 1.396 víctimas en 2017.

Aunque estos datos representan sólo "la punta del iceberg" de un fenómeno que en gran parte permanece oculto, la edad cada vez más temprana de las víctimas y la prevalencia de la explotación sexual también se confirma entre los 74 nuevos casos de menores que lograron salir del sistema de explotación en 2018 en Italia y fueron atendidos por los programas de protección institucional, especialmente en Piamonte y Sicilia. De hecho, uno de cada cinco no supera la edad de 15 años y la explotación sexual afecta a casi 9 de cada 10 casos. 

Crece la explotación laboral en Italia

Igualmente, aunque no sea el objetivo principal del sistema de trata, los datos publicados explican que la explotación laboral en Italia está creciendo y en 2018 el número de delitos registrados con menores víctimas, tanto italianos como extranjeros, era de 263, el 76% en el sector terciario. El mayor número de violaciones se registró en los sectores de la vivienda y la restauración y el comercio (39), en el sector manufacturero (36), en la agricultura (17) y en la construcción (11).

Es por ello que de cara al Día Internacional contra la Trata, la organización internacional que desde hace 100 años lucha por salvar a los niños en situación de riesgo y garantizarles un futuro, publica la XIII edición del informe "Pequeños esclavos invisibles 2019", una fotografía actualizada de la trata y la explotación de niños en Italia y, en particular, del sistema de explotación sexual y de la vulnerabilidad específica de sus víctimas, la gran mayoría de las cuales son de origen extranjero.

Explotación sexual: mercado en desarrollo

De hecho, las niñas más expuestas al tráfico de organizaciones y redes delictivas proceden de Nigeria, de países de Europa del Este y de los Balcanes, y luego gestionan un circuito de prostitución en Italia en continuo crecimiento. Nuestra colega Francesca Sabatinelli entrevistó para Radio Vaticana Italia a Raffaela Milano, directora de los programas Italia-Europa de Save the Children quien profundiza sobre los efectos del fenómeno de la trata y la explotación sexual de menores, el cual define como "un mercado en desarrollo" que afecta sobre todo a las mujeres. 

La entrevistada especifica que las víctimas del tráfico de personas en Europa, siguen siendo generalmente de Nigeria, Rumania, Bulgaria y Albania. El tráfico - continúa explicando Milano - comienza en el país de origen de las niñas. "Si pensamos en las jóvenes nigerianas, su viaje comienza cuando todavía están en su pueblo, a menudo tienen familias pobres detrás de ellos que las empujan a salir. Además de esto, para la realización de la travesía que las traerá hasta Europa se les cobra una suma absolutamente inalcanzable, que puede llegar los 30 mil euros".

Aumenta la movilidad, la prostitución se traslada al interior

Los lugares y condiciones en las que viven cambian constantemente -afirma la directora de los programas contra la trata de Save The Children- , ya que hay un fenómeno de muy alta movilidad por temor a que estas niñas sean rescatadas. Es por ello que los explotadores las trasladan con extrema rapidez y ahora la prostitución, incluida la juvenil, se está moviendo hacia zonas del interior".

Existe la trata porque hay demanda y cada vez más joven

"Este mercado se alimenta porque, por desgracia, existe una demanda de gente cada vez más joven. Debe crecer en la opinión pública - concluye Milano -  la conciencia de este enorme abuso que se hace en detrimento de las menores que en muchas ocasiones son prácticamente niñas".

Escuche el servicio
25 julio 2019, 18:54