Buscar

Vatican News
Cerro San Cristóbal, Santiago de Chile Cerro San Cristóbal, Santiago de Chile 

Chile: Manifiesto de la Alianza Interreligiosa y Espiritual por el clima

El acuerdo se firmó en la capital chilena este domingo. "Somos conscientes de que la transformación requiere cambios significativos, respecto a los cuales queremos apropiarnos de nuestro papel y ser una voz de aliento", manifestó la alianza

La Alianza Interreligiosa y Espiritual por el Clima nació en Chile, con vistas a la 25ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima (Cop25) que se celebrará en Santiago el próximo mes de diciembre. El acuerdo fue firmado en la capital chilena el domingo 21 de julio por una veintena de instituciones y organizaciones religiosas, comunidades, congregaciones y movimientos espirituales.

Entre las organizaciones se cuentan la Asociación Chilena de Diálogo Interreligioso para el Desarrollo, la Coalición Ecuménica para el Cuidado de la Creación, la red Amerindia, la Conferencia de Religiosos de Chile, el Consejo Latinoamericano de Iglesias, la Familia Franciscana, los claretianos, pero también organizaciones evangélicas y bautistas, asociaciones de musulmanes y budistas.

El objetivo de esta Alianza, según se expresa en el acuerdo, es promover un cambio sistémico, cultural y espiritual que se traduzca en transformaciones económicas y políticas frente a la crisis climática existente. Ante ello, las organizaciones adherentes han manifestado su disposición para ponerse al servicio de la comunidad, y así facilitar vínculos que puedan generar incidencia público-política desde sus respectivas identidades.

"Nuestra misión - expresan - es promover un cambio sistemático, cultural y espiritual, que se traduzca en cambios económicos y políticos frente a la crisis climática generada por el estilo en que vivimos, producimos y consumimos. Es esencial que nuestra forma de vida se desarrolle teniendo en cuenta los límites del planeta. Queremos ser parte de este proceso, con nuestra mirada en la tierra y reconociendo en ella el dolor causado por nuestras acciones y declarando la urgencia de nuestra tarea. Nos sentimos interpelados por las desigualdades e injusticias que se generan y se agudizan a causa de la crisis ambiental. Somos conscientes de que la transformación requiere cambios significativos, respecto a los cuales queremos apropiarnos de nuestro papel y ser una voz de aliento". (Con información de Sir).

23 julio 2019, 13:51