Cerca

Vatican News

Las nuevas campañas de Ayuda a la Iglesia Necesitada es por los cristianos en Siria

La organización católica Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza dos nuevas campañas de recaudación de fondos en favor de los cristianos sirios que irán destinados a Alepo y Damasco.

Mireia Bonilla – Ciudad del vaticano

“En Siria la guerra aún no ha acabado, el terrorismo aún no ha sido derrotado y nuestros hermanos ¡necesitan más que nunca nuestra ayuda!” es el llamamiento que ha realizado el director de Ayuda a la Iglesia Necesitada, Alessandro Monteduro y con el que ha lanzado dos nuevas campañas por los cristianos sirios. Los fondos recaudados en las campañas irán destinados a dos proyectos, con los que la organización católica pretende “contribuir, una vez más, a mantener encendida la luz de la esperanza en el país donde nuestros hermanos fueron llamados por primera vez cristianos”.

Los fondos recaudados irán directos a Alepo donde no hay ni comida ni electricidad

El primero tendrá lugar en Alepo, la ciudad que simboliza el sufrimiento del pueblo sirio y donde todos estos años de conflicto han dejado heridas profundas y dolorosas.

Respondiendo favorablemente al llamado que hizo el Vicario Apostólico de Alepo, Monseñor Georges Abou Khazen – en el que pidió ayuda para comprar paquetes de alimentos para ser distribuidos a las familias cristianas más pobres, quienes también recibirán una contribución destinada a comprar gas y otros combustibles para alimentar los generadores eléctricos – con la nueva campaña lanzada por ACN se puede realizar una donación de 50 euros, con los que los benefactores podrán proporcionar alimentos para una familia de cuatro personas durante una semana. Sin embargo, con una contribución de 100 euros, además de ayuda alimentaria, la misma familia recibirá electricidad durante dos meses.

Otros fondos irán a Damasco, donde hay muchos cristianos enfermos

El segundo proyecto, en cambio, se lleva a cabo en Damasco, donde hay muchos cristianos enfermos que, a pesar de necesitar atención constante, no pueden comprar medicamentos por su elevado precio. El patriarca griego-melquita Youssef Absi pidió ayuda a la Organización para la compra de medicamentos y asistencia médica a domicilio para los pacientes más graves. "Sin ustedes, benefactores, no podríamos llevar a cabo nuestra misión", escribió a ACN la responsable del proyecto, la hermana Joseph Marie Chanaa, de las Hermanas de la Caridad de Santa Jeanne Antide Thouret.

En este proyecto se prevé que con una donación de 150 euros están garantizados los medicamentos para una persona gravemente enferma durante tres meses, mientras que con una contribución de 200 euros se garantizan medicamentos y atención médica durante un mes.

 

17 julio 2019, 18:58