Cerca

Vatican News
Un caso de ébola confirmado en Uganda Un caso de ébola confirmado en Uganda  (ANSA)

Ébola llega a Uganda: la OMS evalúa emergencia sanitaria internacional

La epidemia del virus del Ébola comenzó hace poco menos de un año en la República Democrática del Congo y se expande más allá de sus fronteras. Los tres primeros casos fuera del país se registraron en la vecina Uganda. Dos los fallecidos

El Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han confirmado una nueva muerte por la enfermedad del virus del Ébola en Uganda, durante el brote de Ébola que se está produciendo en la vecina República Democrática del Congo. Esta última información eleva a 2 los fallecidos, de los 3 casos confirmados en este país, mientras que los fallecidos por la enfermedad en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) superan los mil cuatrocientos.

Se trata de la abuela del niño de 5 años, fallecido el martes pasado, que había viajado de la República Democrática del Congo el pasado 9 de junio con su familia. El Ministerio de Salud y la OMS han enviado un Equipo de Respuesta Rápida a Kasese para identificar a otras personas que puedan estar en situación de riesgo y garantizar que sean supervisadas y atendidas si también se enferman.

Uganda tiene experiencia previa en el manejo de brotes de Ébola. En preparación para un posible caso importado durante el actual brote en la República Democrática del Congo, Uganda ha vacunado a casi 4.700 trabajadores sanitarios en 165 centros de salud; se ha intensificado la vigilancia de la enfermedad; y se ha capacitado a los trabajadores sanitarios para que reconozcan los síntomas de la enfermedad. Además el Ministerio está intensificando la educación comunitaria, el apoyo psicosocial y la vacunación de las personas que han estado en contacto con el paciente y los trabajadores sanitarios en situación de riesgo que no habían sido vacunados anteriormente.  

La enfermedad del virus del Ébola es una enfermedad grave que se propaga a través del contacto con los fluidos corporales de una persona enferma con la enfermedad (fluidos como el vómito, las heces o la sangre). Los primeros síntomas son similares a los de otras enfermedades y, por lo tanto, requieren trabajadores sanitarios y comunitarios vigilantes, especialmente en las zonas donde hay transmisión del ébola, para ayudar a hacer el diagnóstico. Los síntomas pueden ser repentinos e incluyen fiebre, cansancio, dolor muscular, de cabeza, dolor de garganta. A las personas que han estado en contacto con alguien con la enfermedad se les ofrece la vacuna y se les pide que vigilen su salud durante 21 días para asegurarse de que no se enfermen también. El Ministerio insta encarecidamente a las personas identificadas como contactos a que adopten esta medida de protección.

El Ministerio de Salud ha ordenado a la administración del distrito y a los consejos locales de la zona afectada que se aseguren de que toda persona con signos y síntomas de ébola en la comunidad sea informada inmediatamente a los trabajadores de la salud y se le proporcionen asesoramiento y pruebas. Asimismo, el Ministerio está trabajando con asociados internacionales coordinados por la Organización Mundial de la Salud y hace un llamamiento al público en general y a los trabajadores de la salud para que colaboren estrechamente, se mantengan vigilantes y se apoyen mutuamente a fin de ayudar a cualquier persona con síntomas a recibir atención rápidamente.

El comité de expertos de la organización se reunirá el viernes para discutir si se debe declarar una emergencia de salud mundial. 

13 junio 2019, 14:46