Cerca

Vatican News
Francia. La calidad de una civilización se mide por el respeto que tiene a los más débiles Francia. La calidad de una civilización se mide por el respeto que tiene a los más débiles  (AFP or licensors)

París. Tribunal ordena reanudación cuidados de Vincent Lambert

Mientras que la dieta y la hidratación de Vincent Lambert habían sido interrumpidas el lunes 20 de mayo, el Tribunal de Apelación de París ordenó la misma noche que se reanudara el tratamiento de este hombre de 42 años, tetrapléjico en estado vegetativo durante más de diez años. En este contexto de sucesivos retrocesos, la Iglesia ha hecho oír su voz, recordando el valor inestimable de la vida y la primacía del amor en las relaciones humanas

Ciudad del Vaticano

En un tweet publicado el lunes 20 de mayo al mediodía, el Papa Francisco transmitió este mensaje: "Oremos por aquellos que viven en un estado de discapacidad severa. Protejamos siempre la vida, don de Dios, desde el principio hasta el fin natural. No nos dejemos llevar por la cultura del descarte". El llamado del Santo Padre fue consistente con sus otras intervenciones sobre este complejo tema.

 El 15 de abril de 2018, durante la oración de Regina Coeli, el Papa describió el caso de Vincent Lambert como "una situación dolorosa y compleja". También pidió que "cada paciente sea respetado en su dignidad y tratado de manera adecuada a su estado de salud".

Escogiendo entre la civilización del derroche y la civilización del amor

El lunes, el arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit, también habló en una declaración. Ahora hay una elección muy clara de la civilización", explica, "o bien consideramos a los seres humanos como robots funcionales que pueden ser eliminados o desechados cuando ya no son útiles, o bien consideramos que lo propio de la humanidad no se basa en la utilidad de una vida, sino en la calidad de las relaciones entre las personas que revelan amor". "Una vez más nos encontramos ante una elección decisiva: la civilización del despilfarro o la civilización del amor", resumió en términos que se hicieron eco de los del Papa. "Cristo nos reveló el único camino para crecer en humanidad: "Ámense los unos a los otros como yo los he amado. Y nos ha dado la única manera de expresar este amor: "No hay amor más grande que dar la vida por los que amas", dice el arzobispo de París.

Un hombre vivo "en un estado estable"

"En el caso concreto del Sr. Vincent Lambert, podemos ver que tiene los ojos abiertos, que respira con normalidad, que se encuentra en un estado estable, no en absoluto al final de su vida", dice el Arzobispo, él mismo un ex médico. Mons. Aupetit señala que "no se menciona que tenga un sufrimiento insoportable que requiera una sedación profunda, excepto, obviamente, en el caso de que la suspensión de la hidratación por parte de los médicos causaría el cruel dolor de morir de sed". No se trata de una "obstinación terapéutica", ya que no se trata de un cuidado curativo de una enfermedad incurable, sino simplemente de un cuidado corporal y nutricional básico que también se debe a las personas mayores dependientes y hemipléjicas y a los bebés que aún no son autónomos".

"Mi corazón sacerdotal me lleva a rezar por él, sometido a tantas presiones, y cuya vida sólo puede depender de decisiones que se le escapan", escribió el arzobispo de París sobre el paciente, en el corazón de un "caso especial" y "emblemático de la sociedad en la que queremos vivir".

La reanudación de los cuidados divide a la familia

El tweet del Papa y la declaración del obispo Aupetit fueron publicados mientras que el departamento de cuidados paliativos del hospital de Reims apagaba las máquinas que proporcionaban a Vincent Lambert comida e hidratación. Por la noche, el Tribunal de Apelación de París ordenó la restauración del tratamiento para mantenerlo con vida, al menos hasta que un comité de la ONU -el Comité Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad- decida sobre el fondo de su caso. La madre de Vincent Lambert saludó "una gran victoria" y dijo que estaba "orgullosa de la justicia".

Los padres del paciente tetrapléjico habían presentado el lunes nuevas acciones legales en un intento de detener lo que ellos consideraban una "eutanasia disfrazada". Pero la decisión del Tribunal de Apelación también conmocionó a parte de la familia de Vincent Lambert, que estaba a favor de suspender el tratamiento. Su sobrino denunció "puro sadismo por parte del sistema médico-judicial". El 21 de mayo, el hospital de Reims acogerá a los dos abogados de los padres de Vincent Lambert, que se encargarán de que se reanude la dieta y la hidratación de su hijo.

21 mayo 2019, 10:24