Buscar

Vatican News

¿Por qué recordar el asesinato de Martin Luther King?

Manuel Cubías - Ciudad del vaticano

“Los reconocimientos internacionales visibilizan conflictos y dan a conocer al mundo situaciones injustas. La lista de galardonados con el Premio Nobel de la Paz es –en algunos casos– un ejemplo de trabajo por la justicia: Martin Luther King, santa Teresa de Calcuta, Cruz Roja, etc. Representan la mejor cara de la humanidad” (Nacho Narváez, sj).

Premio Nobel y realidad actual

En su discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz, Luther King expresó: “Acepto el Premio Nobel de la Paz en un momento en el que veintidós millones de negros de los Estados Unidos se encuentran comprometidos en una dura guerra para terminar con la larga noche de la injusticia racial”.

El doctor Luther King subraya la importancia de “la vida de los negros” y que no quiere ser reconocida por el sistema de segregación racia,l el siglo pasado, en los Estados Unidos. Hoy, muchas cosas han cambiado, sin embargo, ciertos hechos nos recuerdan que no del todo. Pareciera que la vida de los negros todavía no es suficientemente valorada como la de los blancos.

Algunos nombres de jóvenes negros asesinados a manos de policías nos lo recuerdan: Trayvorn Martin, Michael Brown, Antonio Martin, Emantic Fitzgerald Bradford. Human Rights Watch en su informe 2017 afirma que en Estados Unidos “la policía continúa matando a personas afroamericanas en números desproporcionados en comparación con el total de la población”.

Luther King, se interroga sobre la razón de otorgarle este premio y concluye: “Después de reflexionar, concluyo que este premio, el cual recibo en nombre del movimiento, es un profundo reconocimiento de que la no violencia es la respuesta a la crucial interrogante política y moral de nuestro tiempo —la necesidad del hombre de vencer a la opresión y a la violencia sin recurrir a ellas. La civilización y la violencia son conceptos contradictorios”.

El doctor King hace relación a la opresión que hay que vencer. En la actualidad, las opresiones adquieren diversos rostros: la opresión es pobreza. Hay una desigualdad de riqueza entre las razas.  Usualmente, los blancos son 6 veces más ricos que los negros.  Los estudiantes negros abandonan la escuela dos veces más que los blancos y los latinos, cuatro veces más.

El sistema carcelario, también es una muestra de esta desigualdad: la mayoría de los reclusos son negros, seguidos por los latinos y la minoría son blancos, según datos de las Naciones Unidas.

Sentido antropológico de la lucha

Este día en que recordamos que la lucha de Martin Luther King sigue vigente, hay que recordar el sentido que él le dio a esta lucha:

Me niego a aceptar la idea de que el hombre es solo restos y desechos en el río de la vida, e incapaz de influir en el curso de los acontecimientos que lo rodean. Me niego a aceptar la idea de que la humanidad está trágicamente vinculada a la opaca medianoche del racismo y de la guerra, que hacen imposible alcanzar el amanecer de la paz y la fraternidad.

Me niego a aceptar la cínica idea de que nación tras nación deben caer en una espiral militarista al infierno de la destrucción termonuclear. Creo que la verdad desarmada y el amor incondicional tendrán la última palabra en la realidad.

Esta es la razón por la que el derecho, temporalmente derrotado, es más fuerte que el mal triunfante. Creo que incluso hoy, en medio de ráfagas y el mortífero sonido de las balas, no hay que perder la esperanza de un mañana más brillante.

Hoy, al igual que hace más de 50 años, la segregación racial, económica o social sigue presente en nuestras sociedades. No se encuentra lejos. Basta con levantar la mirada

04 abril 2019, 12:04