Cerca

Vatican News
Más de 10 mil niños han sido asesinados o mutilados debido a los bombardeos durante los conflictos ocurridos en 2017. Más de 10 mil niños han sido asesinados o mutilados debido a los bombardeos durante los conflictos ocurridos en 2017.  

420 millones de niños sufren la guerra y más de 10 mil han sido asesinados o mutilados

Según el último informe Safe the Childen, 420 millones de niños - uno de cada cinco en el mundo - viven en zonas de conflicto y son atacados todos los días porque los grupos armados y las fuerzas militares violan las leyes y tratados internacionales.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

"Mamá y papá están quemados. Están muertos. Estamos todos muertos". Son las declaraciones de la pequeña Wafa de 4 años de edad y su hermana Shaida de 2 años, heridas brutalmente por un ataque aéreo en la ciudad portuaria de Hodeida en Yemen en junio del año pasado. Sus padres murieron y tuvieron que someterse a numerosas operaciones para extraer los fragmentos de las bombas que golpearon contra su casa. Wafa tiene una cicatriz de 15 centímetros en el cráneo. Lo que Wafa y Shaida experimentaron es sólo uno de los varios ataques aéreos dirigidos contra civiles en Yemen. Y al igual que ellas, 420 millones de niños - uno de cada cinco en el mundo - viven en zonas de conflicto, de ellos, más de 10 mil han sido asesinados o mutilados debido a los bombardeos y al menos 100 mil recién nacidos pierden la vida cada año debido a causas directas e indirectas de las guerras. Son algunos de los datos presentados hoy por Save the Children en su último informe, que lleva el nombre de su nueva campaña "#NoALaGuerraContraLaInfancia": un fuerte llamado de la Organización que, con motivo de su centenario, denuncia el deterioro de las condiciones de vida de los más pequeños en muchas zonas de conflicto.

"Toda guerra es una guerra contra los niños", dijo Eglantyne Jebb, fundadora de Save the Children hace cien años, y hoy es más verdadero que nunca, pues, según informa la organización, unos 4,5 millones de niños han corrido el riesgo de morir de hambre en 2018 en los diez peores países en conflicto: Afganistán, Yemen, Sudán del Sur, República Centroafricana, República Democrática del Congo (RDC), Siria, Irak, Mali, Nigeria y Somalia y las violaciones de los derechos de los niños en estas áreas se han triplicado desde 2010 hasta la fecha. Valerio Neri, Director General de Save the Children ha asegurado que “los niños son atacados todos los días, porque los grupos armados y las fuerzas militares violan las leyes y tratados internacionales”. Millones de niños son golpeados por la calle, bombardeados mientras están en la escuela: son niños y niñas a quienes se les niega la infancia. Se quedan huérfanos, sin casa, sin sus seres queridos” puntualizando que todo esto es “inaceptable".

Las 6 violaciones contra niños en conflictos

Según un análisis de Save the Children basado en los informes de la ONU, el número de violaciones a los derechos de los niños en 2017 fue de 25 mil, el número más alto registrado hasta ahora. A continuación, las 6 violaciones más graves contra sus derechos identificadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en el año 2017:

-      Asesinatos y mutilaciones (más de 10,000 niños han sido asesinados o mutilados en 2017. Solo en Afganistán hubo más de 3 mil, la mayoría debido a minas y artefactos explosivos sin detonar o incluso a accidentes debido al transporte de bombas y explosivos por parte de niños).
-      Reclutamiento y uso de niños soldados (con aumentos significativos en países como la República Centroafricana o la República Democrática del Congo).
-      Violencia sexual (con datos particularmente alarmantes de Siria y Myanmar).
-      Secuestros (en 2017 los casos registrados son un total de 2.556 casos, 1.600 de los cuales solo en Somalia por Al Shaabab).
-      Ataques a escuelas y hospitales (hubo 1.432 ataques a escuelas, la mayoría de los cuales ocurrieron en Siria y Yemen). Los conflictos involucran cada vez más a los centros urbanos y el campo de batalla no está definido, afectando a los hogares y escuelas de primera línea donde viven los niños, que se convierten en el objetivo de ataques indiscriminados como Mosul en Irak, o Mogadishu en Somalia.
-      Denegación del acceso a la ayuda humanitaria (hay más de 1.500 casos en los que se ha impedido el acceso a la ayuda en zonas de conflicto).

15 febrero 2019, 18:00