Cerca

Vatican News
Desplazados  Idlib Jornada Paz San Egidio guerre Desplazados en Idlib  (AFP or licensors)

Día de la Paz, San Egidio: hacer más para detener las guerras

En un comunicado, la Comunidad de San Egidio pone el acento en las consecuencias de la guerra: pobreza y aumento del número de prófugos

Ciudad del Vaticano

“Que se multipliquen los esfuerzos de mediación a fin de poner fin a los más de 30 conflictos que se están produciendo en el mundo”: es el llamamiento lanzado por la Comunidad de San Egidio a los Estados y organismos internacionales con ocasión del Día Internacional de la Paz que se celebra hoy. También el Papa Francisco con un tweet asegura que “La paz se elige, no se puede imponer y no se encuentra por casualidad”.

Siria: guerra interminable con más de medio millón de víctimas

El comunicado de la Comunidad de San Egidio pone en evidencia situaciones “irresueltas por inercia o, aún peor, la determinación a no poner fin a guerras vergonzosamente largas”. “El caso de Siria habla por todos: un conflicto que ha durado más años que la Segunda Guerra Mundial y que ya ha causado más de medio millón de víctimas, casi seis millones de refugiados y casi siete desplazados internos”.

Buena voluntad y menos intereses partidistas

“Pero hay muchas otras situaciones – precisa el comunicado – en las que una mayor voluntad de intervenir y menos intereses partidistas (económicos, políticos y estratégicos) bastarían para lograr negociaciones eficaces”.

Debemos recordar que nadie se beneficia de los conflictos, sólo los traficantes de armas y los que prosperan con la inestabilidad. La guerra, ya sea grande o pequeña, deja heridas y destrucciones que tardan décadas en curarse.

Compromiso para lograr acuerdos de paz

“La Comunidad de Sant'Egidio, en el cincuentenario de su nacimiento, renueva con fuerza su compromiso de intervenir para alcanzar acuerdos de paz, donde está llamada a hacerlo o donde identifica hasta el más mínimo indicio para aportar su contribución como cristianos que no se resignan ante el conflicto y la violencia "– explica el texto. Un compromiso que comienza “por los países en los que ya está trabajando por la paz, como África Central, Sudán del Sur o Libia, por nombrar sólo algunos”.

Corredores humanitarios, obras de paz

“Los corredores humanitarios -creados por Sant'Egidio junto con las Iglesias Protestantes, la Conferencia Episcopal Italiana y otras realidades- ya han conseguido en más de dos años acoger e integrar a dos mil refugiados en Europa. Estos son también una obra de paz – precisa el comunicado -  que exige una respuesta adecuada a la tragedia de los más de 68 millones de refugiados en el mundo de hoy, fruto amargo de la guerra, pero también de los desastres medioambientales y de la discriminación”.

21 septiembre 2018, 14:03