Versión Beta

Cerca

Vatican News
Bangladés Bangladés  (AFP or licensors)

Save the Children: más de seis mil niños rohingya no acompañados en Bangladés

Son los datos de la Organización Internacional, publicados a casi un año del inicio de la crisis

Ciudad del Vaticano

En el campo de Cox’Bazar en Bangladés, son más de seis mil los niños Rohingya no acompañados, que deben afrontar graves consecuencias por la falta de alimentos, y que están expuestos además, a los riesgos de la explotación y a los abusos. Así lo afirma Save the Children en un comunicado de este 23 de agosto, a un año de la crisis iniciada el 25 de agosto de 2017.

"Hace doce meses, nuestros trabajadores en el campo vieron a niños que venían solos a Bangladés, tan angustiados, hambrientos y exhaustos que ni siquiera podían hablar. Inmediatamente creamos espacios seguros para que estos niños recibieran apoyo las 24 horas del día, mientras tratábamos de localizar a sus familias. Un año después, lamentablemente, tenemos claro que para muchos de ellos esta reunificación nunca ocurrirá”, afirmó Mark Pierce, Director en Bangladés de Save the Children.

Según los datos de la organización internacional, el 50% de los niños entrevistados ha declarado que los propios padres, o sus puntos de referencia, fueron asesinados durante los ataques, dejándoles definitivamente huérfanos, tras haber asistido a escenas de violencia inaudita.

“Nuestros datos no pueden pretender ser representativos de todos los niños refugiados huérfanos y solos en Cox’Bazar, pero dibujan el espantoso cuadro de un sangriento conflicto en el que los civiles fueron puestos en la mira y asesinados en masa”, prosigue Pierce. “Debemos garantizar que los niños refugiados Rohingya, a pesar de su condición de desplazados puedan recibir una educación de calidad e inclusiva, y se les garantice soporte sicológico adecuado en los casos de mayor fragilidad”.

Por su parte, el Director de Save the Children Myanmar aseguró que “la comunidad internacional debe hacer más para encontrar una solución duradera a la crisis que permita la repatriación segura, digna y voluntaria de los refugiados rohingya, que respete los derechos fundamentales de los niños y sus familias y esté respaldada por el derecho internacional”.

23 agosto 2018, 16:10