Versión Beta

Cerca

Vatican News
Continúan marchas de protesta en Nicaragua Continúan marchas de protesta en Nicaragua  (ANSA)

Nicaragua: Siguen violaciones de los derechos humanos

El Canal Católico de Nicaragua entrevistó el viernes a la Sra. Denise Cook coordinadora del MESENI, Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua de la CIDH (Comisión Interamericana de derechos humanos), adscrita a la OEA

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

En la entrevista se le pidió en primer lugar a la sra. Cook, cómo se ha diferenciado la situación de los derechos humanos, desde que fue instaurada Meseni, hasta hoy. La Coordinadora del Meseni dijo que como había definido la crisis el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, ésta consta de varias fases:

La primera fue la fase de violencia extrema en torno a las marchas y manifestaciones, las muertes que resultaron de la represión y la violencia.

La segunda fue la fase de ofensiva armada, dirigida al desmontaje de los tranques, (barricadas), y lo que ocurrió como consecuencia de ello. La salida de muchas personas del país escapando. Esta fue la segunda fase y la tercera empieza después que se hayan desmontado todos los tranques. Esta es la fase de criminalización de la protesta, es decir, toda persona involucrada directa o indirectamente en lo que habían sido las protestas o las barricadas, es detenida o capturada, y comienza la fase de los procesos judiciales. Muchas veces con acusaciones muy graves de terrorismo o de crimen organizado etc. Esta es la tercera fase en la que todavía nos encontramos, dijo Cook.

Acusados de no elaborar reportes con datos precisos

Estas comisiones de derechos humanos han sido acusadas por el presidente del Gobierno, Daniel Ortega de haber mentido en sus reportes, desestimando su labor. El trabajo que hacen, por ejemplo, la CIDH, es un trabajo riguroso que realizan personas especializadas, afirma Cook, y “nuestros datos los recogemos y los contrastamos con las listas de fallecidos y con las otras organizaciones de derechos humanos, con las propias familias de las víctimas. Y en la medida de lo posible intentamos que esas cifras sean lo más exactas posibles. El reto que tenemos es que no contamos con datos oficiales, es decir para cualquier investigación seria de este tipo haría falta un acceso constante, diario, a los datos que tienen la fiscalía, la policía, el Instituto de medicina legal, tener datos y accesos a hospitales, para conocer cuáles fueron las causas del fallecimiento, o de heridos. Y esos datos no los tenemos”. Si no reciben los datos de esas Instituciones es difícil llegar a las cifras exactas. La coordinadora de Meseni afirmó que siguen esperando que el Estado les dé acceso a esos datos. Se lo han pedido reiteradamente. Pero de momento no los tienen.

Además, los diferentes organismos han tratado de entrar en las audiencias, supuestamente públicas de los Tribunales de Justicia, y les han prohibido su ingreso. Una de las veces, les alegaron que no pueden entrar a las audiencias, porque, como organismos internacionales, necesitan una autorización de la Cancillería. Han solicitado a la Cancillería esos permisos, pero ni con los permisos en la mano se les da acceso a los juicios. Como dice la coordinadora de Meseni, siguen esperando que el Estado les permita entrar en los juicios.

Las 15 recomendaciones que Meseni da seguimiento

Desde su creación, Meseni ha dado seguimiento a las 15 recomendaciones de la CIDH. Algunas situaciones han cambiado desde el 18 de abril, de consecuencia algunas recomendaciones se basaban específicamente en el respeto a la libre expresión de ideas.  En la protesta se llamaba la atención sobre el uso indebido y excesivo de las fuerzas por las fuerzas públicas, se hablaba también de la necesidad de reprimir o no dejar actuar, que fueran irregulares.

Siguen ocurriendo las marchas, dijo Cook, y en las últimas semanas “no hemos visto la misma violencia que se evidenciaba al principio”, pero siguen ocurriendo detenciones arbitrarias, muertos. “Hemos visto un crecimiento en la estigmatización, es decir, la ola de despidos que ha habido en los médicos, despidos la mayor parte injustificados”. La coordinadora de Meseni afirma que está claro que hay un patrón, que se despide o se estigmatiza a aquellas personas identificadas con las protestas o que en algún momento ayudaron a personas que estaban en los tranques, y esto lo han visto mucho en los despidos injustificados de médicos, también “hemos visto una serie de agresiones a periodistas y a medios de comunicación, entonces creo que gran parte de las 15 recomendaciones siguen siendo relevantes hoy”, afirma.

Una de las recomendaciones era la creación del Meseni, y como afirma Cook, “estamos satisfechos de que el gobierno haya admitido la presencia del organismo”. Porque es una oportunidad importante para que el Estado cumpla con sus obligaciones y ayudarles a cumplir con sus obligaciones, pero hay muchas otras recomendaciones que siguen sin cumplirse.

Según Meseni, en Nicaragua se están violando los derechos humanos, según los estándares internacionales, regionales y nicaragüenses, hay irregularidades con respecto a la propia ley.  Se están incumpliendo las propias normas del Estado nicaragüense. El gobierno está procesando a los que han protestado en los distintos lugares del país, acusándolos como terroristas.

Una acusación grave según Cook, sería cuestionable sino también hablar de rechazable que la mayoría de las conductas que hayan llevado a detenciones se puedan englobar dentro del término de terrorismo. En gran medida son detenciones de personas que han sido detenidas por el hecho de haber protestado, por el hecho de haberse sumado a los tranques o por el hecho de opinar de manera diferente, creo, dijo,  que usar la terminología del terrorismo no es aceptable.

Más protección a la infancia nicaragüense

El jueves 23 detuvieron a un menor de edad, se lo llevó la policía lo marcaron con un tatuaje haciéndole las letras del partido gobernante. La madre acompañada de un abogado del CIDH intentó poner la denuncia ante la policía, pero no le permitieron que ingresara la asistencia legal. Ella por miedo no puso la denuncia. La coordinadora de Meseni informó que la CIDH está atendiendo al niño y a su familia.

Meseni reitera que los derechos de los niños están absolutamente protegidos, y defendidos no sólo en los organismos interamericanos o internacionales sino también en el código de la niñez nicaragüense, del que el Estado es garante. 23 niños y adolescentes han muerto como consecuencia de esta violencia ocurrida desde abril, y para Meseni esto es, extremadamente grave.

“También hemos llamado la atención varias veces sobre menores que se encuentran detenidos y por los que pedimos una información específica y que salgan cuanto antes de las cárceles.  Además de ser detenidos algunos de ellos han sufrido malos tratos. La agresión que sufrió este niño cabe perfectamente dentro de la responsabilidad del Estado de no permitir que sus agentes actúen de esa manera, y además castigar a quien lo haya hecho”, señaló Cook.

Defensores de derechos humanos amenazados

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) se vio forzada a huir del país, desde el exterior está trabajando. Hay muchas personas defensoras de los derechos humanos en todo el país, que han recibido amenazas y tienen graves limitaciones para poder funcionar, pero siguen funcionando. La salida de la ANPDH se da en un contexto de migración, de manera regular o irregular por cuestiones de seguridad de cientos de nicaragüenses, que al final del mes de julio, el ACNUR, con una oficina en San José de Costa Rica, decía que había 200 solicitudes al día de nicaragüenses pidiendo refugio en Costa Rica. Sin hablar de las miles de personas, que se han dirigido a otro puntos, como EEUU u Honduras. Eso sin contar que muchas personas dentro del país han hecho desplazamientos internos, o sea ya no viven en sus casas, o se han movido de la localidad donde antes vivían. Por las mismas presiones y por sentir que no estaban seguros donde vivían.

Para Meseni, la migración forzada siempre crea una situación de zozobra en la región. En los países fronterizos. Una salida migratoria como la que ha tenido Nicaragua en los últimos cuatro meses, causa tensiones y desequilibrios. Pero hay que felicitar al gobierno de Costa Rica, afirma Cook, porque ha sido extremadamente organizado y ha mostrado una posición de principios, pues no sólo les ofrece entrada a los refugiados, sino también la protección y asistencia, ofreciendo albergues, además ha defendido muy fuertemente a estos migrantes de algunos intentos de ataques xenofóbicos, que han ocurrido en el país, y que el mismo gobierno ha condenado.

 

27 agosto 2018, 10:43