Versión Beta

Cerca

VaticanNews
Niños en campos de refugiados en la zona de Gaza. Niños en campos de refugiados en la zona de Gaza.  (AFP or licensors)

UNICEF pide que se garantice la protección de los menores en la zona de Gaza

La organización lanza un comunicado en el que pide a los actores implicados que velen por la seguridad de los más indefensos de la sociedad

Ciudad del Vaticano

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) denuncia la muerte de seis niños palestinos de entre 10 meses y 15 años, acaecidas en el marco de la represión de las protestas en Gaza por parte de las fuerzas de seguridad israelíes y pide que se garantice la protección de los menores, tras estos últimos ataques en la zona de la frontera que ha dejado también, más de 60 heridos de gravedad.

En un comunicado publicado en su página web oficial, la organización lamenta estos "actos de violencia contra los niños" y destaca las condiciones extremadamente duras a las que se enfrentan los pequeños; pidiendo a "todos los actores e intermediaros de la comunidad internacional que pongan de su parte para garantizar su seguridad y protección, velando por el bienestar de los más indefensos de la sociedad".

Daños físicos y psicológicos

 

En el sur de Israel, las escuelas que se encuentran a 40 kilómetros de la Franja de Gaza permanecen cerradas debido al constante lanzamiento indiscriminado de cohetes y explosivos.

Estos ataques ponen a los niños y a sus familias en situación de alto riesgo, dejándolos expuestos a daños físicos, así como a la angustia mental.

"Los niños nunca deben ser objetivo de violencia, ni tampoco ser utilizados para participar en actos de violencia", resalta UNICEF indicando que a estos últimos sucesos de muertes se añade "una crisis aguda de electricidad en esta área fronteriza donde las familias deben hacer frente a menos de cinco horas de electricidad al día, desde hace casi un año".

Un supervivencia diaria casi imposible

 

La guerra también afecta al sistema económico paralizando la oferta y la demanda de puestos laborales y haciendo que la supervivencia diaria sea casi imposible de lograr.

Como informa el comunicado, entre los jóvenes que han experimentado tres rondas de conflicto armado en las últimas tres décadas, predomina la desesperante situación de desempleo que está por encima del 60 %.

Sólo el diez por ciento de las familias tienen acceso directo y regular al agua potable, y uno de cada cuatro niños, (es decir un total de 250.000), necesita apoyo psicológico debido al trauma sufrido por el trágico ambiente en el que viven.

En este contexto, UNICEF continúa trabajando en el apoyo de servicios de sanidad, potabilidad, higiene,educación y protección. 

Actualidad en la Frontera de Gaza
11 abril 2018, 15:15