Versión Beta

Cerca

Vatican News
Siria sufre los estragos de la guerra desde hace años. Siria sufre los estragos de la guerra desde hace años.  (AFP or licensors)

Voces desde Siria: "Sólo con la oración se vence el mal en el mundo"

Entrevista a la Hermana Laudis del Instituto del Verbo Encarnado en Alepo con motivo de la Jornada de oración y ayuno por la Paz convocada por el Papa

Sofía Lobos - Ciudad del Vaticano

La guerra en Siria está considerada como una de las más graves de las últimas dos décadas. 

Hace pocos días la ciudad de Guta, la segunda más grande del país fue bombardeada causando la muerte de más de 250 personas. En los últimos años millones de personas han huido de sus hogares y cientos de miles han perdido la vida. 

El Papa Francisco ha convocado para el 23 de febrero, una Jornada de oración y ayuno para pedir a Dios por la Paz en el mundo y por los pueblos que sufren las consecuencias de la guerra.

Siria lleva años sufriendo, levantándose tras cada ataque fatal, que afecta de manera especial a la población civil y a los niños.

En este contexto hablamos con la hermana Laudis, religiosa del Instituto del Verbo Encarnado, oriunda de Brasil que misiona en Alepo; quien nos cuenta cómo trabaja su comunidad religiosa gestionando una residencia para chicas universitarias y cuidando de la Catedral, en esta dramática situación de guerra y conflictos.

Entrevista a la Hermana Laudis

- En medio de este trágico panorama, ¿cómo logran los cristianos sirios no perder la esperanza?

"Realmente aquí, la única forma de no perder la esperanza es por medio de la fe. Es la fe en Cristo lo que los mantiene en pie, lo que les da fuerzas para seguir adelante", afirma la Hermana Laudis señalando que este conflicto está alimentado por intereses económicos y políticos que dejan de lado el bienestar de las personas.

Preguntamos a nuestra entrevistada si cree que es posible encontrar una solución a la crisis que atraviesa el país, no sólo desde el punto de vista de la esperanza cristiana sino también desde una perspectiva concreta de diálogo entre los bandos involucrados.

“ Es la fe en Cristo lo que mantiene en pie a los cristianos en Siria, lo que les da fuerzas para seguir adelante ”

"El diálogo es la mejor forma que existe para solucionar cualquier tipo de problemas, y en este caso si verdaderamente las partes implicadas quisieran dialogar, se llegaría a encontrar una solución. Si hubiera alguien que pensara de verdad en toda la gente que muere, que tiene que abandonar sus hogares y que lo pierde todo de un día para el otro, llegarían a una solución positiva. La cuestión es que no piensan en eso y para lograrlo es fundamental que se aprenda a ceder en cuestión de negociaciones; teniendo como prioridad la seguridad del pueblo".

¿De qué manera concreta pueden los cristianos ser una inspiración en Siria a la hora de fomentar la construcción de la Paz?

La actitud evangélica que nos enseña Jesús es el mejor ejemplo que tenemos y que podemos ofrecer a los demás. La misma vida de ellos y lo que hacen es una inspiración para la Paz, ya que a pesar de todo lo que les pasa, todavía pueden perdonar, vivir sin rencor, sin recelo hacia el otro. No hay odio en ellos, existe el amor y la búsqueda de Paz... por eso, lo que los cristianos pasan y ofrecen acá es un gran ejemplo para toda la población, también para nosotras las religiosas y para todo el mundo. Los cristianos se distinguen no sólo por sus vestimentas, sino por la fe que viven. 

“ Si las partes implicadas pensaran de verdad en toda la gente que muere, que tiene que abandonar sus hogares y que lo pierde todo de un día para el otro, llegarían a una solución positiva ”

-Hermana, le pedimos un mensaje para toda nuestra audiencia invitándola a unirse a esta Jornada de Oración y ayuno por la Paz, y no caer en la tentación de mostrarse indiferentes ante el sufrimiento de tantas personas. 

Crean que la Paz es posible y que se consigue con la oración. Muchas veces pensamos que con rezar no se llega a nada pero eso es mentira. Nosotras como religiosas de la familia del Verbo Encarnado sabemos que estamos acá y que podemos seguir adelante junto con el pueblo sirio gracias a todas las oraciones de tantos otros cristianos en todo el mundo.

Esta Jornada de Oración por la Paz es una ayuda inmensa que nos va a reconfortar mucho. El mal en el mundo sólo se acabará con la oración. Ya lo decía Jesús a sus disípulos: "ese tipo de demonios sólo sale con la oración"... el rencor, el odio, la guerra se acaban sólo rezando. Sólo en Cristo podemos reconfortarnos y sacar adelante todo lo que hacemos en esta tierra.

23 febrero 2018, 16:05