Cerca

Vatican News
Volver a acciones violentas perjudica a todos Volver a acciones violentas perjudica a todos  (AFP or licensors)

Colombia. Retomar la mesa de diálogo y el cese al fuego es una tarea inaplazable

El cese al fuego bilateral es una oportunidad para la vida, la participación y la reconciliación, y es necesario no desfallecer en la búsqueda de la paz.

Griselda Mutual - Ciudad del Vaticano

“Durante 101 días el ELN y el Estado Colombiano silenciaron los fusiles, permitiendo que la fuerza de la vida y el entendimiento nos señalaran el camino para transitar hacia la consolidación de la paz”. Así comienza el pronunciamiento del Comité Nacional del Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia de Colombia, realizado este 18 de enero, en el que se llama a las partes a “mantener el espíritu de diálogo, reconciliación y convivencia”, y se invita asimismo a la sociedad civil “a no desfallecer en su voluntad de alcanzar la paz”.

Volver a acciones violentas perjudica a todos

Tras enumerar el tenor de los beneficios que emergieron de los 101 días de cese al fuego bilateral, entre muchos otros, el de la suspensión de las acciones bélicas y enfrentamientos entre combatientes con cero muertes,  el Consejo Nacional de Paz afirma con firmeza que “volver a las acciones violentas es un retroceso que perjudica a la sociedad civil y destruye la confianza en la salida negociada”.

De ahí que recojan también la solicitud del secretario general de las Naciones Unidas Antonio Guterrez, en su reciente visita al país, “de suspender inmediatamente toda acción violenta, toda acción militar ofensiva, todas las acciones contra la infraestructura económica y toda acción militar, extorsiva o de fuerza que involucre o atente contra la sociedad civil para darle continuidad a la Mesa de Conversaciones”.

Necesario dar continuidad a la Mesa de conversaciones

Por ese motivo el Comité Nacional del CNPRC pone de manifiesto la necesidad de continuar con la Mesa de conversaciones, y de “pactar de forma urgente un nuevo Cese al Fuego Bilateral Indefinido” evaluando el anterior, corrigiéndolo y mejorándolo.

Dicho cese al fuego deberá incluir “diseños operacionales que permitan su verificación estricta por parte del mecanismo de Naciones Unidas”; y “la más amplia participación ciudadana”. 

“A los países garantes y a la comunidad internacional, les pedimos poner todos sus esfuerzos y sus buenos oficios en lograr el inmediato reinicio de las conversaciones de paz”, expresan.

2018 sea año de participación ciudadana por un país en paz

Textualmente, el Comité llama a las partes “a mantener el espíritu de diálogo, reconciliación y convivencia, e invita a la sociedad civil a no desfallecer en su voluntad de alcanzar la paz, para que el 2018, sea el año de la participación ciudadana por un país en paz, por una democracia renovada, con más y mejores acciones en pro de la vida y la convivencia y comunica su decisión de iniciar un proceso por todo el país para impulsar la creación y/o reactivación de los Consejos Territoriales de Paz, Convivencia y Reconciliación, iniciando esta tarea en razón de la grave crisis humanitaria en Chocó y Arauca, trabajando por la suscripción de un gran Pacto Político y Social por la Paz y dando paso a la construcción participativa de la Política Pública Nacional de Convivencia, Reconciliación y No Estigmatización”. Y concluye: "Retomar la mesa de diálogo y el cese al fuego es una tarea inaplazable".

Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, Presidente del Consejo Nacional de Paz

 

19 enero 2018, 21:15