Vatican News
Cannabis Cannabis 

Obispos argentinos: ¿legalizar cannabis o solucionar la pobreza e indigencia?

Frente a "la pobreza e indigencia que viven cientos de miles de adolescentes y jóvenes que no pueden aspirar a una educación seria ni a un trabajo digno", proponer la legalización del cannabis para uso recreativo "es una hipocresía", dice la Conferencia Episcopal Argentina.

Vatican News

Los obispos argentinos en una nota firmada por la Comisión de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia rechazan la legalización del uso del cannabis para uso recreativo y proponen a las autoridades enfrentar los problemas que efectivamente amenazan a la juventud: la pobreza, desempleo y falta de oportunidades.

En el país, desde 2017, solo se permite el uso medicinal del cannabis, mientras que el Código Penal sigue contemplando penas de entre 5 y 15 años de cárcel para las personas que sean encontradas en posesión de sustancias ilegales. Sin embargo, en los últimos días, el Jefe de Estado, Alberto Fernández, ha dicho que está dispuesto a abrir un debate sobre el tema: "En estos temas me considero una persona muy liberal y cada uno tiene derecho a hacer con su vida lo que quiera", dijo el mandatario, subrayando sin embargo que es deber del Estado advertir que el consumo de cannabis causa daños y "evitar que esos daños pongan en riesgo a otras personas".

A estas declaraciones, los obispos responden de forma muy tajante: "La clase política -subrayan- sigue una agenda que no es de este tiempo en los barrios obreros". "Quienes vivimos y trabajamos en estos lugares, y no como turistas", explican los obispos, "conocemos el daño que el alcohol y la marihuana causan a los niños, adolescentes y jóvenes abandonados a su suerte por un Estado liberal". Sin ayuda para desarrollar sus vidas como Dios manda, acaban atrapados en las drogas que les afectarán de por vida".

¿Acaso no hay otro negocio?

De ahí la invitación de la Iglesia al Gobierno y a la oposición a debatir, más bien, la "forma real de que estos jóvenes puedan acceder a un trabajo digno". Con una actitud "hipócrita", de hecho, siguen "sin responder a esta gran pregunta que se hace desde hace años en nuestro país: ¿cómo crear empleo?". A continuación, la Conferencia Episcopal plantea otra duda: "¿Acaso hay algún otro negocio que los argentinos deberíamos conocer -se pregunta- y que se esconde en esta especie de búsqueda de votos juveniles con promesas patrocinadas por el merchandising del cannabis?".

Jóvenes sumidos en la dependencia de las drogas

Denunciando, pues, con "gran tristeza" el hecho de que se ignore "la vida y la opinión de los sectores populares" de la sociedad, la Comisión Episcopal constata que son siempre "los intereses económicos y políticos" los que prevalecen, en lugar del "sentido integral de la vida". Todo ello mientras Argentina "no ha terminado de pagar su deuda con las numerosas muertes causadas por Covid-19" y mientras siguen faltando "centros de rehabilitación para los miles de niños que mueren por el consumo de paco", una sustancia tóxica obtenida de los residuos del procesamiento de la cocaína.

Jóvenes sumidos en la pobreza y en la falta de oportunidades

La propuesta de legalizar la marihuana llega en un momento en el que la gran mayoría de los jóvenes de nuestros barrios más pobres no terminan la escuela secundaria y no encuentran trabajo", dijeron los obispos argentinos, "mientras en nuestros barrios más pobres no hay agua, ni alcantarillado, ni electricidad, ni escuela, y mientras vemos que cada vez más jóvenes drogadictos terminan en la cárcel en lugar de en centros de rehabilitación". De ahí la acusación final de la Conferencia Episcopal Argentina al mundo político, que "sigue entreteniéndose en cuestiones de campaña electoral", en lugar de sanar la cada vez más amplia y desconcertante brecha social "entre ricos y pobres".

15 agosto 2021, 10:27