Buscar

Vatican News
Inauguración del Mosaico de la Virgen de Chiquinquirá Inauguración del Mosaico de la Virgen de Chiquinquirá  (Vatican Media)

Colombia. Obispos agradecen presencia de Virgen de Chiquinquirá en Vaticano

La Conferencia Episcopal de Colombia agradece al Papa Francisco por haber "aceptado y alentado" el proyecto de entronización del mosaico mariano y aprovechó la ocasión para destacar que, aunque ausente de la ceremonia por su hospitalización en el Policlínico Gemelli, el Pontífice manifestó "su cercanía al pueblo colombiano en este momento de espiritualidad."

Vatican news

"Un acontecimiento sin precedentes y de inmenso valor para la comunidad católica colombiana": así definió la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) en un mensaje el acto de entronización de un mosaico de la Virgen de Chiquinquirá en los Jardines Vaticanos. La ceremonia se celebró el viernes 9 de julio, en presencia del Cardenal Giuseppe Bertello, Presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, con motivo del 102º aniversario de la coronación canónica de la Patrona de Colombia.

"Este gesto -continúa el mensaje del episcopado- es un profundo testimonio de la vocación del pueblo colombiano hacia la Virgen Madre que se manifestó en Chiquinquirá, con la renovación milagrosa de su imagen en 1586.

Pintada en 1563 sobre un lienzo de algodón, tejido según el arte indígena y colocada en una capilla con techo de paja, la imagen sagrada se deterioró con el tiempo y fue trasladada a otro lugar. En 1586, sin embargo, se produjo un acontecimiento prodigioso, conocido como "renovación": los colores del lienzo volvieron a encontrar su antiguo esplendor, sin que la mano del hombre interviniera para la restauración.

A continuación, la CEC agradeció al Papa Francisco por haber "aceptado y alentado" el proyecto de entronización del mosaico mariano y aprovechó la ocasión para destacar que, aunque ausente de la ceremonia por su hospitalización en el Policlínico Gemelli, el Pontífice manifestó "su cercanía al pueblo colombiano en este momento de espiritualidad."

El agradecimiento de los prelados se dirige también al embajador de Colombia ante la Santa Sede, Jorge Mario Eastman Robledo, quien "con voluntad, empeño y generosa dedicación" trabajó arduamente para llevar a cabo esta iniciativa, así como a los padres dominicos que se adhirieron a esta "fiesta de la fe, prolongando la misión evangelizadora que desde hace muchos años realizan en el Santuario de Chiquinquirá" y contribuyendo también materialmente a la realización del mosaico mariano.

En el acto del viernes, los obispos vieron también "un signo de esperanza", seguros de que la Virgen "que no ha abandonado al pueblo colombiano desde sus remotos orígenes, no dejará de interceder por el complejo momento histórico" que se vive en estos momentos. Gracias a su intercesión, el país podrá encontrar "la reconciliación y la paz que tanto necesitamos", concluyen los prelados.

Hay que recordar que desde hace más de dos meses Colombia se enfrenta a tensiones, en cuyo origen está la reforma fiscal propuesta por el gobierno, que prevé un aumento generalizado de los impuestos sobre los productos y sobre los ingresos medios. La población salió a la calle para protestar. Las manifestaciones, en su mayoría pacíficas, generaron una respuesta violenta de las fuerzas gubernamentales, que golpearon duramente a la multitud, especialmente a los manifestantes más jóvenes. El resultado fueron actos brutales por parte de la policía, como desapariciones forzadas, violencia sexual y decenas de muertes. Tras las protestas, se retiró el proyecto de reforma fiscal y dimitieron dos ministros del gobierno.

Desde entonces, sin embargo, los colombianos han seguido denunciando los numerosos problemas sistémicos que afectan al país, entre los que se encuentran un aumento significativo de la desigualdad y el incremento de los niveles de pobreza.

Los datos, de hecho, hablan de 21 millones de personas en situación de pobreza financiera y 7 millones en situación de pobreza extrema. A todo esto se suma, finalmente, la falta de acceso a servicios básicos, como la salud y la educación, así como la grave emergencia sanitaria del coronavirus que, hasta la fecha en el país, ha causado 4,47 millones de infecciones y 112.000 muertes.

11 julio 2021, 10:27