Buscar

Vatican News

Brasil: Barco hospital San Juan XXIII surca aguas de la Amazonia sanando enfermos

El arzobispo de Manaos bendijo la tercera nave hospitalaria que atiende a las comunidades ribereñas e indígenas de la región de Río Negro y Río Solimões con un servicio público de salud que llegará a las personas que más lo necesitan.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

El Hospital náutico San Juan XXVIII es el tercer barco dispensario que surcará los ríos del Amazonas, después del Barco Hospital Papa Francisco, que desde 2019 atiende a la población del Estado de Pará, y el Barco Hospital San Juan Pablo II, adquirido en octubre de 2020 y que acompañará a las comunidades de la región de la Baja Amazonía. El jueves 1 de julio, monseñor Leonardo Steiner, arzobispo de Manaus, bendijo la nueva nave de 4 pisos que servirá a las comunidades de Río Negro y Río Solimões.

“También curará a los enfermos, pero no solo a los enfermos de cuerpo, sino también a los enfermos de espíritu, en el alma” dijo el arzobispo de Manaos en un acto donde recordó que “siempre que Jesús sana a alguien y dice que tus pecados están perdonados, quiere curar a toda la persona”.

Recibir a los enfermos como si fueran Jesús

Monseñor Steiner – refiere una nota publicada en el portal de la Conferencia Nacional de Obispos católicos de Brasil (CNBB) – insistió en que “este barco hospital sea esa presencia misericordiosa de Dios entre nosotros, en Jesús, y que todo enfermo que entre en este barco hospital sea recibido como si recibiéramos a Jesús, y cuidemos a Jesús en estos hermanos y hermanas nuestras”.

 

En el acto participo Jorsinei Dourado do Nascimento, funcionario del Ministerio Público de Trabajo (MPT) del Estado de Amazonas, una de las entidades socias del proyecto sanitario. A su juicio, el proyecto del Hospital Náutico San Juan XXIII es parte de una labor del MPT que a través de los recuerdos obtenidos por juicios contra empresas explotadoras de la región y que se están invirtiendo en proyectos que beneficien a la sociedad amazónica.

Ayudando a las comunidades ribereñas e indígenas

Según el fiscal, los recursos, "se están canalizando a este proyecto de embarcación, que tiene un propósito social claro y evidente, ya que entregará, cuando esté completamente listo para operar en las comunidades ribereñas e indígenas, un servicio público de salud a los sectores más necesitados”. Asimismo, recalcó las dificultades de acceso de esas comunidades a la sanidad pública y la precariedad de los servicios que se están ofreciendo actualmente.

A la celebración de la bendición asistieron Monseñor Edmilson Tadeu Canavarros dos Santos, Obispo Auxiliar de Manaus y vicepresidente de la Región Norte 1 de la CNBB, y Monseñor Bernardo Johannes Bahlmann, Obispo de Óbidos y presidente de la CNBB North Region 2, donde trabajan los otros dos barcos hospital.

El nuevo barco iniciará su labor en 2022

También participaron los frailes de la Asociación Lar de San Francisco de la Providencia de Dios que gestionan los barcos hospitalarios Papa Francisco y San Juan Pablo II. El nuevo barco hospital, que tras las obras de rehabilitación y adecuación se prevé que inicie la labor médica a principios de 2022, atenderá a la población, desde el servicio más básico hasta servicios más complejos, como las cirugías. Con el nuevo barco, estas personas serán atendidas en sus comunidades por profesionales de la salud.

06 julio 2021, 13:12