Buscar

Vatican News
El Endepa - Equipo Nacional de Pastoral Aborigen Argentina rechaza las afirmaciones del primer mandatario que enfatiza el origen migrante de los argentinos y aboga por una Argentina pluricultural sin exclusiones. El Endepa - Equipo Nacional de Pastoral Aborigen Argentina rechaza las afirmaciones del primer mandatario que enfatiza el origen migrante de los argentinos y aboga por una Argentina pluricultural sin exclusiones. 

Iglesia aboga por una Argentina pluricultural sin exclusiones

La pastoral aborigen rechaza afirmaciones del primer mandatario que enfatiza el origen migrante de los argentinos, pues invisibiliza a las comunidades originarias ignorando su identidad y el derecho a sus territorios.

Alina Tufani - Vatican News

“Los argentinos venimos de los barcos”, frase pronunciada por el presidente argentino, Alberto Fernández en referencia a la fuerte migración europea de finales de 1800, ha sido objeto de críticas por parte de comunidades y defensores de los pueblos originarios que aún y desde tiempos ancestrales habitan la nación sudamericana. La declaración hecha la semana pasada en una reunión con el primer ministro español Pedro Sánchez, fue objeto también de un mensaje de protesta del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA) de la Conferencia episcopal argentina (CEA), que lamenta la “infortunada frase y reafirma que “Argentina, la nuestra, tiene origen indígena”.

La nota de ENDEPA, publicada en el portal de la CEA recuerda que, si bien a finales del 1800 el gobierno argentino actuó una abierta política migratoria proveniente de Europa, aún antes del siglo XVI, el territorio argentino ya estaba poblado, por lo que reducir la historia o contar solo una parte de la misma implica invisibilizar la otra.

“La realidad de una Argentina ancestral indígena multicultural emerge de la historia misma”, afirma la declaración. Y añade: “La infortunada frase invisibiliza años de luchas de las Comunidades Originarias por el respeto a su identidad y el derecho a sus territorios, que en los últimos años han venido ganando reconocimiento mundial”.

En efecto, la pastoral aborigen denuncia que ese “imaginario blanco europeo como único modelo en América, provoca una tensión étnico-racial, una herida que aún sigue abierta”

ENDEPA subraya que la Constitución Nacional ordena reconocer la “preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos”, y que esto debe ser respetado por todos los argentinos, incluso por el primer mandatario. Aclara además que desde la reforma constitucional del año 1994 quedó expresamente plasmado que la Argentina tiene orígenes indígenas, siendo los pueblos originarios sujetos de derechos.

Al insistir que ese tipo de declaraciones, que también fueron hechas por mandatarios en el pasado y que ponen la descendencia de inmigrantes europeos como un valor agregado, la pastoral aborigen argentina declara que se trata de concepciones deplorables y discriminatorias raciales.

En este contexto, la Iglesia argentina se solidariza con los pueblos indígenas que se mantienen “en pie” en un país donde “sus derechos solo están en la letra, mientras les son negadas la propiedad de sus territorios ancestrales, el acceso a un sistema adecuado de salud, a una educación pluricultural, a la vivienda, a una niñez digna y a la alimentación nutricionalmente acorde a sus necesidades”.

 

16 junio 2021, 11:00