Vatican News

CELAM: En el día Mundial de la Tierra, nace la REMAM capítulo México

En el día Mundial de la Tierra se constituyó formalmente la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana, Capítulo México. Una iniciativa para responder a las preocupaciones de los pueblos originarios, los movimientos eclesiales y los referentes diocesanos respecto al cuidado integral de la Casa común.

Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), dio a conocer que este 22 de abril, en el día Mundial de la Tierra se constituyó formalmente la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana, Capítulo México.

Una voz clara y valiente para defender a los últimos de la tierra

El CELAM informa que, “la REMAM, capítulo México busca ser una voz clara y valiente desde el evangelio para defender las causas de Dios y de los últimos en la Tierra”. Además, es una iniciativa para responder a las preocupaciones de los pueblos originarios, los movimientos eclesiales y los referentes diocesanos respecto al cuidado integral de la Casa común. En el evento virtual en el que estuvieron presentes el Arzobispo de Yucatán y Presidente de la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana (REMAM), Monseñor Gustavo Rodríguez, el responsable de la dimensión del cuidado integral de la creación, Monseñor Engelberto Polino Sánchez y el responsable de la dimensión pastoral de Pueblos Originarios y Afromexicanos, Monseñor José de Jesús González.

Estudiar la ecoteología y la teología de la Creación

Asimismo, se da a conocer que, la prioridad de esta Red es promover una Iglesia testimonial que sea capaz de hacer exactamente lo que predica. A partir de su organización la REMAM, capítulo México se ocupará de estudiar la ecoteología y la teología de la Creación, para ser un instrumento que las comunidades conozcan y defiendan su territorio y para que los movimientos se sientan acompañados.

Visibilizar luchas

En México, la realidad de devastación del medio ambiente, plantea la necesidad de crear espacios para visibilizar las luchas en defensa de la vida en todas sus formas. En esta línea la REMAM coordinará iniciativas para documentar situaciones que atenten contra la preservación del medio como es el caso de los mapas de identificación de experiencias, los bancos de información y las soluciones fundamentadas en la naturaleza.

Estas propuestas deben ayudar a la protección de los líderes ambientales que defienden la vida y el territorio. Solo al documentar las violaciones a los derechos humanos de las comunidades y sus defensores ambientales se podrán interponer acciones ante instancias nacionales e internacionales. Actualmente las comunidades mexicanas reclaman la promoción de la vida digna campesina y las prácticas exitosas de ecología integral que se desarrollan en las ciudades, superando la visión según la cual es imposible hacer una transición hacia el uso de energías justas y sostenibles.

Todos estos objetivos y líneas de acción se abordarán desde el enfoque de cuenca hidrológica y la restauración de cuerpos naturales de agua para que no constituya un argumento utópico la promoción de una economía solidaria y la urgencia de modificar los estilos de vida hacia espacios más fraternos y saludables.

Organización y operatividad

La REMAM, capítulo México contará con una Asamblea integrada por los referentes diocesanos del cuidado integral de la creación, los referentes de los pueblos originarios y afromexicanos, los movimientos eclesiales con trabajo en ecología integral y cuidado del territorio, las comunidades religiosas y la comisión Episcopal para la Pastoral Social. Todos estos actores estarán coordinados por un Obispo.

Desde lo operativo contará con un equipo animador con la suficiente representatividad de las diócesis, los movimientos eclesiales, la pastoral social y las congregaciones. El equipo animador convocará a reuniones, generará equipos de incidencia, investigación, observatorios, formación, comunicación que permitan generar memorias sobre el trabajo adelantado. La REMAM, capitulo México, no descarta la vinculación con otras organizaciones no confesionales, sectores privados que por convicción se encarguen de cuidar la Casa Común.

Preocupaciones y dolores

Los basureros tóxicos, los megaproyectos donde suele estar relacionada la minería y las hidroeléctricas, son una realidad apremiante en México. El acaparamiento de las tierras para cambiar el uso del suelo o la promoción de los monocultivos, además de la dificultad en el acceso y el reconocimiento al derecho humano al agua potable afectan a las comunidades.

En las zonas rurales se viven los efectos de las concesiones desproporcionadas de agua en las cuales el preciado líquido se mercantiliza para favorecer a grandes emporios corporativos.

A estas situaciones se les suma la falta de formación de las personas que sin conciencia contaminan las playas, no advierten la pérdida de la biodiversidad y son víctimas de modelos intensivos de producción centrados en el consumo. Estos son apenas algunos de los conflictos socioambientales que afectan a México a lo que se agrega la presencia del crimen organizado que genera violencia y sometimiento, circunstancias en las que causas la REMAM.

23 abril 2021, 10:23