Vatican News

Italia. Concluye la fase diocesana de beatificación de Guglielmo Giaquinta

Este viernes 12 de febrero, a las 12 horas, en la Sala de los Emperadores del Palacio Apostólico Lateranense de Roma, tendrá lugar el rito de clausura de la investigación diocesana sobre la vida, las virtudes heroicas y la fama de santidad del Siervo de Dios Guglielmo Giaquinta. La ceremonia será presidida por el Cardenal Vicario de Roma, Angelo De Donatis.

Adriana Masotti – Ciudad del Vaticano

La sesión de clausura de la causa de beatificación y canonización del Siervo de Dios Guglielmo Giaquinta, Obispo de Tívoli y fundador de la Opera Pro Sanctitate, se retransmitirá el viernes 12 de febrero en la página de Facebook de la diócesis de Roma. La misma estará presidida por el Cardenal Vicario Angelo De Donatis, la ceremonia contará con la presencia de la postuladora de la causa, Marialuisa Pugliese, y de los miembros del Tribunal Diocesano de Roma, Monseñor Francesco Maria Tasciotti, delegado episcopal, don Giorgio Ciucci, promotor de justicia, y el notario Marcello Terramani.

Promotor de justicia y juez del Tribunal del Vicariato

Guglielmo Giaquinta, el tercero de cuatro hijos, nació en Noto (Siracusa) el 25 de junio de 1914, pero su familia se trasladó pronto a Roma. Aquí, en noviembre de 1927 ingresó en el Pontificio Seminario Menor Romano y luego, en 1933, en el Pontificio Seminario Mayor Romano. Fue ordenado sacerdote el 18 de marzo de 1939. En octubre del mismo año comenzó un curso de derecho en el Pontificio Ateneo Lateranense Sant'Apollinare; obtuvo la licenciatura en "utroque iure" en el año académico 1946/47. Al mismo tiempo, Guglielmo Giaquinta ejerció su ministerio pastoral, primero como colaborador y luego como párroco asistente en la comunidad de Santa Maria ai Monti. En 1946 fue nombrado promotor de justicia y defensor del vínculo en el Tribunal del Vicariato de Roma, donde más tarde ejerció de juez. De nuevo en el Vicariato, a lo largo de los años desempeñó las funciones de jefe de la Oficina de Disciplina del Clero y de Secretario General. También asumió el papel de rector de la iglesia de Nuestra Señora de Loreto en el Foro Traiano (1949) y asistente diocesano de las Mujeres de la Acción Católica.

La santidad como vocación de todo hombre

"Un sacerdote austero, muy fiel a la oración, siempre disponible para el diálogo", recuerda la postuladora que lo conoció personalmente. Marialuisa Pugliese dice de él: "Al entrar en contacto con la búsqueda y las expectativas de tantos hombres, descubrió cada vez más claramente la sed divina, es decir, el deseo por parte de Dios de llegar a toda criatura con su amor y su salvación; en la contemplación y la reflexión teológica percibió en la llamada a la santidad la vocación fundamental del hombre". Bajo su dirección comenzaron las primeras reuniones de Pro Sanctitate, mientras que en 1950 nacieron los Oblatos Apostólicos, consagrados en la vida fraterna. En 1957 tuvo lugar la primera Jornada de Santificación Universal, mientras que el 2 de febrero de 1960 llegó el reconocimiento eclesiástico del movimiento. En 1962 comenzó la actividad de las Conferencias Sacerdotales y del grupo de los Sodales Apostólicos, inspirados en la espiritualidad del Cenáculo.

Una mirada luminosa hasta el final

En 1968, Monseñor Giaquinta fue nombrado Obispo de Tívoli y ocupó diversos cargos en la Conferencia Episcopal Italiana, entre ellos la Presidencia de la Comisión para el Clero. En los años 70 escribió sus obras más famosas, como El amor es revolución (1973), La rebelión de los samaritanos (1977) y El cenáculo (1981). Por motivos de salud, dimitió en 1986 y al año siguiente regresó a Roma. Monseñor Giaquinta falleció en el Policlínico Gemelli el 15 de junio de 1994, después de afrontar los años de enfermedad con paciencia y serenidad. El postulante lo describe como "con una mirada brillante hasta el final". "Conocí al Fundador cuando tenía 17 años – recuerda la postuladora – y enseguida me impresionó no tanto su persona como la fuerza de su mensaje: todos estamos llamados a ser santos. Un mensaje que ha polarizado mi vida".

11 febrero 2021, 12:00