Buscar

Vatican News
El Papa con Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de Kiev-Halyč El Papa con Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de Kiev-Halyč   (AFP or licensors)

Ucrania: Su Beatitud Shevchuk nos habla de la Navidad

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de Kiev-Halyč y Primado de la Iglesia greco-católica ucraniana nos habla del significado de la Navidad en este año tan difícil, en que los fieles sienten la esperanza con la certeza de que su Iglesia está cerca de todos ellos

Manuel Cubías - Vatican News

Ante la celebración de la Navidad en muchas Iglesias orientales que siguen el calendario Juliano, hemos entrevistado a Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de Kiev-Halyč y Primado de la Iglesia greco católica ucraniana, para que nos relate cuál es su significado en este año tan difícil.

Mensaje de buenos deseos para los fieles ucranianos

Teniendo en cuenta que para América Latina hablar de la Iglesia ortodoxa o de las Iglesias orientales es un tema  poco conocido en general, quitando Estados Unidos y Canadá, donde hay una preencia mucho mayor, le hemos preguntado al Arzobispo ¿en qué consiste la Navidad, cómo se la celebra y cuáles son los principales símbolos?

Expresión común de la fe cristiana

Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk respondió que “ante todo la Navidad es una expresión común de la fe cristiana y tras considerar que los cristianos viven su fe según las distintas Iglesias y distintas tradiciones”, y añadió:

“Nosotros, los ucranianos hemos recibido la otra fe de la gran Constantinopla. Por vivimos como greco-católicos. Nuestra tradición bizantina, en la plena y visible comunión con el Santo Padre. Con el Sucesor de Pedro. Entonces, los símbolos principales de la Navidad, pero no hoy, ante todo, es un icono particular de la Navidad, un icono que representa el Cristo nacido en el corazón de la tierra, en una cueva en el medio de las tinieblas, alrededor de este de este pesebre que se coloca en el centro, en el corazón de la tierra, se mueve todo: la historia de los Reyes Magos, la historia de los pastores, también la historia de la Madre de Dios, y de San José. Hay un símbolo muy interesante, muy particular. Es que la raíz de Jessé está dando una flor, es como que esta raíz antigua del pueblo que espera, espera un Salvador, espera un Mesías y finalmente este momento viene, llegó”.

Cristo es el centro de la historia de la humanidad

“Y también Cristo es el futuro, el futuro de todos nosotros. Por eso, las fiestas de la Navidad en este icono que pertenece a la antigua tradición bizantina, es una expresión de la fe cristiana, y también una invitación a ser parte de ella, porque el icono nos invita a todos a entrar en este movimiento, participar en este acontecimiento. No somos espectadores de una imagen del pasado, no. Por la obra de la gracia del Espíritu Santo somos partícipes del evento. Estamos allí, en el corazón de la tierra, junto con Jesús”

Considerando las diversas tradiciones la Navidad y que la celebración de la Navidad está muy ligada al tema de la paz, tal como de hecho lo muestran las canciones, los villancicos que hablan de paz, del deseo de la paz para el mundo, de la hermandad, del sentirnos una sola humanidad; le hemos preguntado: ¿Cuáles serían los valores que el planteamiento, desde la celebración, digamos, de su comunidad, cuáles son esos valores que ustedes intentan promover y digamos volverlos más universales en medio de toda su comunidad?

Dos valores para lograr la paz: justicia y verdad

El Arzobispo Shevchuk respondió que la vigilia de la Navidad, según su tradición es que canten solemnemente con la asamblea, un famoso himno sobre el Emmanuel, Dios con nosotros, donde claramente se aclama que aquel que nació en Belén es el Príncipe de la paz. Y añadió que también la cultura popular ucraniana tiene una visión muy particular de los cantos natalicios. De modo que “todo es acontecimiento bíblico, toda esta esperanza de la paz mesiánica se canta, se canta de casa en casa, augurando a los hombres de hoy esta paz”. Y reflexionó acerca de los “dos valores  fundamentales para lograr la paz: la justicia y la verdad”.

Sin justicia ni verdad no existe la paz

“Sin justicia, sin la verdad no existe la paz”. Además recordó que en Ucrania ya llevan siete años en situación de guerra, y cada día reciben noticias de la línea de combate, de nuevos soldados muertos o heridos”.

“Entonces el pueblo ucraniano el día de hoy, reza por la paz, pero sabemos que la paz viene del Señor, pero tiene que ser recibida, procesada y encarnada en la nuestra vida social y vida privada de cada uno de nosotros. Sin la verdad, sin la justicia no existe la paz, así que tenemos que ser testigos de la verdad, de la verdad de Cristo, constructores de la justicia en estas circunstancias podríamos ser receptores auténticos de la paz que viene del cielo”

Teniendo en cuenta  el tema del conflicto que padecen, del conflicto bélico, y también la pandemia que ha generado otras dificultades, sin olvidar el tema de la salud, el tema del empleo, el tema del sufrimiento ante estos desafíos, le hemos preguntado cómo responden como Iglesia.

“A los desafíos de la pandemia respondemos con la caridad, el servicio social”

A la vez que explicó que se han  preguntado, en este mundo que nace con esta pandemia, el mundo del post coronavirus, qué tipo de presencia de la Iglesia en la sociedad deben proyectar: “¿Cómo vivir como cristianos, como comunidad eclesial en este nuevo mundo que nace ante nuestros  ojos? Y nuestra respuesta es, por el momento, el servicio”.

“Solidaridad: creemos que debemos profesar nuestra fe con nuestras obras. Si uno quiere sobrevivir, tiene que ayudar a los demás, cada uno por su cuenta no puede sobrevivir, pero juntos como comunidad, sí”

Ser cristiano significa ser miembro de la comunidad

“Así que tenemos que descubrir que ser cristiano quiere decir ser miembro de la comunidad. No podemos ser cristianos autónomos, cristianos autosuficientes. Tenemos que vivir nuestra fe en el seno de una comunidad y eso es una luz, una propuesta de nuestra Iglesia en la sociedad ucraniana en el día de hoy”.

Escuche la entrevista a Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk
05 enero 2021, 14:25