Buscar

Vatican News
FILES-UN-CAFRICA-CONFLICT-VOTE

Secam: un nuevo año bajo el signo de la paz en África

En un mensaje, los obispos de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar dirigen sus pensamientos a las víctimas de la pandemia, instando a los políticos a que se comprometan con la atención sanitaria al servicio de todos.

Lisa Zengarini - Ciudad del Vaticano

La paz y una mejor política también para África. Esta es la esperanza para el 2021 del Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (SECAM). En su mensaje para el nuevo año - informa la agencia AciAfrica - los obispos africanos se dirigen a los líderes políticos del continente con las palabras de la encíclica del Papa Francisco, Fratelli tutti. "Una política es mejor", recuerdan, "cuando se expresa como la forma más alta de caridad, se pone al servicio del verdadero bien común, reconoce la importancia de las personas, cuando protege el trabajo.

La urgencia de una mejor atención sanitaria

El pensamiento de los obispos se dirige en primer lugar a las víctimas del Covid-19 y a las consecuencias perjudiciales de la pandemia que se ha hecho más devastadora en África por la insuficiencia o la inexistencia de servicios de salud pública. A la luz del mensaje del Papa para la 54ª Jornada Mundial de la Paz, dedicada este año al tema de la cultura cuidado como camino hacia la paz, el documento pide a los líderes políticos que den prioridad a la atención sanitaria. Concretamente, esto implica construir mejores sistemas e infraestructuras de salud, introducir un sistema de seguro de salud universal y garantizar vacunas seguras y eficaces contra la enfermedad de Covid 19 para todos los africanos. "Al comenzar el nuevo año 2021, muchos siguen sufriendo y algunos pueden haber perdido la esperanza incluso en Dios. Una nube de incertidumbre rodea todavía la crisis del coronavirus, nadie sabe cuánto tiempo pasará antes de que la enfermedad se controle y la vida vuelva a la normalidad", se lee en el texto, que también recuerda las consecuencias sociales de la pandemia, como el aumento de la violencia doméstica.

Nuevo llamamiento a la paz

Pero el año 2020 no sólo se vio empañado por la crisis sanitaria en África: los conflictos armados y el terrorismo siguieron manchando de sangre varios países del continente. De ahí el renovado llamamiento a todos los implicados en estos conflictos y acciones terroristas para que depongan las armas y traten de resolver sus diferencias mediante el diálogo. "2021 debería ser el año de la paz", es la esperanza expresada en el documento firmado por el presidente de Secam, el cardenal Phillip Nakellentuba Ouedraogo, arzobispo de Uagadugú. Recordando con Francisco que en este momento difícil para todos "nadie se salva solo", los obispos concluyen exhortando a todos los africanos a que se comprometan en este nuevo año a "una verdadera fraternidad, solidaridad y cuidado mutuo que, al fin y al cabo -dicen- son valores comunes a todas las tradiciones africanas".

03 enero 2021, 16:36