Buscar

Vatican News
Imagen de archivo Imagen de archivo  (ANSA)

Pastoral Bíblica en España: En diálogo entre Dios y el hombre

Establecido por el Papa Francisco, como el Domingo de la Palabra de Dios, el próximo el 24 de enero, la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado propone una serie de subsidios para celebrar la jornada bajo el tema: ¡Mantengan firme la Palabra de la Vida!

Alina Tufani – Vatican News

El 30 de setiembre de 2020, solemnidad de San Jerónimo, el Papa Francisco publicó la Carta Apostólica “Aperuit illis”, con la que instituyó el Domingo de la Palabra de Dios, a celebrarse cada III Domingo del Tiempo Ordinario para la conmemoración, reflexión y divulgación a la Palabra de Dios. El tema de este año está tomado de la Carta de San Pablo Apóstol a los Filipenses: ¡Mantengan firme la Palabra de la Vida! (cf. Fil 2, 16).

¡Mantengan firme la Palabra de la Vida!

El área de Pastoral Bíblica de la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado de la Conferencia episcopal española (CEE), bajo la guía directriz de ese secretariado, el padre Juan Luis Martín Barrios, propone un subsidio litúrgico para la celebración de la eucaristía, sugerencias para la homilía y un ejemplo de Lectio divina para el ejercicio de la lectura creyente y orante de la Palabra de Dios.

En la presentación del subsidio, el padre Martín Barrios afirma que proclamar la paz, anunciar la buena noticia y pregonar la justicia como mensajeros de Dios, tal como lo enuncia Isaías en la Biblia, son procesos de la Pastoral de la Iglesia que no se pueden entender sin la referencia – en su origen, desarrollo y destino – a la Sagrada Escritura “como Palabra de Dios dirigida a los hombres y mujeres de hoy en su contexto”. En este sentido, también recuerda que en la Constitución Dei Verbum se establece que Dios, en su infinita misericordia, desveló su plan de salvación a la humanidad entera, por medio de Cristo, Verbo encarnado, un encuentro entre Dios y el hombre, un misterio que se da cuando la historia de Dios se inserta en la historia humana. Afirma el sacerdote:

“Podemos decir que en el diálogo entre Dios y el hombre, Jesucristo es la Palabra”

En la presentación del subsidio, el padre Martín Barrios explica que desde la clausura del Concilio Vaticano II, hace 55 años, la Iglesia ha dado pasos significativos en la tarea de dar a conocer la Palabra de Dios. Y lo ha hecho a través de la revisión de la Liturgia de la Palabra en la celebración de la Eucaristía y la presencia de la Escritura en todos los sacramentos, los catecismos y en los diversos itinerarios catequéticos, así como con la publicación de numerosas traducciones de la Biblia, la divulgación de los materiales orientados a distintos ámbitos de la animación bíblica de la pastoral y los innumerables proyectos de lectura creyente de la Biblia en diócesis, parroquias y comunidades.

“Aquel Concilio Ecuménico dio un gran impulso al descubrimiento de la Palabra de Dios. Desde él, los sucesivos Pontífices han seguido la estela marcada por la constitución Dei Verbum y han cuidado mucho subrayar la importancia de la Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia”, afirma el sacerdote español. En este contexto recuerda a San Pablo VI quien creó la Federación Bíblica Católica Mundial (FEBIC), los textos de San Juan Pablo II sobre las Sagradas Escrituras en la Tertio Millennio Adveniente (TMA 36) y en la Novo Millennio Ineunte (TMI 17) y al Sínodo de los Obispos sobre la Palabra de Dios convocado en 2008 por Benedicto XVI.

Toda la evangelización está fundada sobre la Palabra de Dios

En particular, el padre Martín Barrios se refiere al Papa Francisco quien, a la luz de la XIII Asamblea General del Sínodo de 2012 sobre La Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana, publicó la exhortación Evangelii gaudium, donde, además de “estar cosida de abundantes citas y comentarios bíblicos”, afirma que “toda la evangelización está fundada sobre la Palabra de Dios escuchada, meditada, vivida, celebrada y testimoniada”. De modo especial, subraya que, tras la conclusión del Jubileo extraordinario de la Misericordia, del año 2013, el Papa Francisco pidió que se pensara en ‘un domingo dedicado enteramente a la Palabra de Dios para comprender la inagotable riqueza que proviene de ese diálogo constante de Dios con su pueblo’”. Además, afirma el director del secretariado de la Comisión:

“Un sueño hecho realidad al instituir el III Domingo del Tiempo Ordinario como Domingo de la Palabra de Dios”

El material ofrecido a las parroquias para la celebración de la jornada ha sido orientado por Mons. Julián Ruiz, el Área de Pastoral Bíblica de la CEE, la Casa de la Biblia. El compendio está dividido en tres partes: un subsidio litúrgico para la santa Misa, orientaciones para la homilía y una Lectio divina para la lectura del creyente y orante de la Palabra de Dios. El texto elegido para la Jornada de la palabra de Dios se corresponde con uno de los versículos del evangelio propio de ese Domingo (Mc 1, 14-20).

En unión al Papa Francisco, la presentación del padre Martín Barrios concluye citando las palabras finales de su Carta Apostólica Aperuit illis:

“Que el Domingo dedicado a la Palabra haga crecer en el pueblo de Dios la familiaridad religiosa y asidua con la Sagrada Escritura, como el autor sagrado lo enseñaba ya en tiempos antiguos: esta Palabra está muy cerca de ti: en tu corazón y en tu boca para que la cumplas (Dt 30, 14)”

20 enero 2021, 17:11