Vatican News
El Niño Dios de Sotaquí El Niño Dios de Sotaquí 

Iglesia chilena abre la peregrinación virtual al Santuario del Niño Dios de Sotaquí

Del 1 al 10 de enero, unos 40 mil peregrinos de diversas partes del país, cada año, emprendían una peregrinación para venerar la pequeña imagen del Niño Jesús en su Santuario de Limarí. Este año, a pesar de la pandemia, la visita a este importantes centro de fe y religiosidad popular de Chile, será virtual.

Alina Tufani - Ciudad del Vaticano

A principios de siglos XIX, en el pueblo de Sotaquí, en la provincia de Limarí,  una curandera de la zona, a orillas del rio Hurtado, se encontró una imagen del Niño Dios, en madera, de unos 40 centímetros de alto, con las manos extendidas y una esfera de plata de unos 5 centímetros de diámetro en su mano izquierda que representa un mundo. A solo 11 kilómetros de allí está Ovalle, la capital de la provincia de Limarí, que esa pequeña escultura convirtió en uno de los centros religiosos más importantes de la región y del país.

Este año, los cerca de 40 mil peregrinos que se aprestan a peregrinar desde el fin de año para llegar a tiempo, el 6 de enero, Solemnidad de la Epifanía, ante la figura del Niño Dios de Sotaquí, tienen solo la opción digital.  Este 30 de diciembre, se inauguró la peregrinación para seguir conectados virtualmente la Gran Fiesta del Niño de Sotaquí 2021, que del 1 al 10 de enero cada año reúne a los devotos en una Novena de oración que concluye con la procesión, la misa y la subida del Niño.

Transmitida en su totalidad por medios de comunicación y plataformas digitales, sin presencia física de fieles, a causa de las medidas restrictivas para evitar aumento de casos por COVID-19 y respetar las medidas sanitarias establecidas, la Comuna de Ovalles, perteneciente a la Arquidiócesis de La Serena abrió sus puertas a la peregrinación virtual. Su arzobispo, monseñor René Rebolledo Salinas – refiere una nota de la Oficina de prensa de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh)- solicitó encarecidamente a los peregrinos ser  “muy responsables como ciudadanos, hijos de esta sociedad, el país, la región y el mundo”. Y agregó que “el llamado para todo el Pueblo de Dios, que cada año encamina sus pasos hasta Sotaquí,  es que en esta oportunidad no lo hagamos. Permanezcamos en nuestros hogares y pidamos la presencia del Señor en ellos”.

También el padre José Antonio López, Rector del Santuario de Limarí, invitó a la comunidad, como lo hicieron en septiembre durante la Fiesta Chica, a “participar nuevamente a través de las plataformas digitales de esta fiesta”. También recordó a los peregrinos de diversos lugares del país, que en Ovalle, la comuna está en la Fase de Transición debido al aumento de contagios en la zona y, por ello, la convocatoria es a “vivir en comunión esta celebración, pero desde nuestros hogares”.

Desde la Gobernación de Limarí, como entidad encargada de la coordinación de la seguridad pública en el territorio provincial, señalaron que “entendiendo la gran relevancia que tiene la fiesta del Niño Dios de Sotaquí para la comuna de Ovalle y la provincia de Limarí, por su larga tradición e importancia para los feligreses, se han realizado las gestiones para que se realice esta significativa celebración, esta vez de forma online. En una nota, la administración informa que se ha trabajado junto con el Arzobispado de La Serena, la Defensa Nacional, Carabineros, PDI y Municipio de Ovalle, principalmente para definir estrategias de prevención, ya que sede debe evitar que las personas concurran presencialmente al santuario.

La iglesia de Sotaquí, construida entre 1896 y 1898, conserva la histórica imagen de ese Niño Dios, que pertenece a una famosa escuela escultórica de Quito del siglo XVIII. Por el valor arquitectónico de la Iglesia - hecha en madera al estilo medieval gótico alemán-  y la devoción popular que despierta esta fiesta, las autoridades de Bienes Culturales declararon el santuario “Monumento Histórico”, el 18 de junio del 2006. Lamentablemente, un año después, el terremoto que golpeó toda la región de La Serena dejó graves daños en la construcción hecha con muros de adobe y en la estructura de madera de la torre del templo. Las obras de recuperación fueron entregadas en agosto del 2013.

01 enero 2021, 14:08