Buscar

Vatican News
Colombia Colombia   (AFP or licensors)

Obispos colombianos. Con el compromiso de todos, el trabajo se relanzará

Entre las problemáticas sociales que ha evidenciado o acrecentado la pandemia del Covid-19 en Colombia, la realidad laboral está pasando por un momento muy difícil. La Conferencia Episcopal de Colombia, acogiéndose al magisterio de la Iglesia, presenta en un comunicado a la opinión pública algunas consideraciones.

Ciudad del Vaticano

Con la pandemia se han agudizado las crisis económica y social. En Colombia, frente a la crisis de desempleo que enfrentan los colombianos, los obispos han elaborado un comunicado en el que exhortan a promover la participación de todos los ciudadanos en la búsqueda de soluciones que lleven a la formalización del empleo: “abrir nuevas plazas de trabajo, respetar los derechos de los trabajadores y procurar condiciones laborales dignas para todos”.

“La situación de no pocas empresas es cada vez más difícil y son muchas las personas que se han quedado sin empleo y, por ende, sin posibilidades de un ingreso para atender a sus necesidades básicas, se lee en el comunicado, así el desempleo es uno de los desafíos más urgentes” al que se debe enfrentar en este momento, para superar la crisis.

A partir de la enseñanza social de la Iglesia católica, la Conferencia Episcopal de Colombia propone a la opinión pública algunas consideraciones que conviene tener presentes frente a la mencionada situación:

1. El trabajo es un derecho fundamental y un bien para cada persona. 

2. No se puede reducir la situación laboral a estrategias de producción o a cálculos materiales. 

3. El trabajo tiene en sí mismo una naturaleza social: es clave esencial en la vida de las comunidades humanas para lograr el bien común y el desarrollo integral. 

4. El desempleo es una “verdadera calamidad social”.

En el comunicado, los obispos valoran las iniciativas gubernamentales y privadas que actualmente se adelantan para superar la crisis laboral,  y reconocen la ayuda que se ha prestado a través de programas, a quienes han quedado sin empleo, y piden “avanzar hacia formas de asegurar de manera permanente una renta básica para los sectores más pobres y vulnerables, como algunos lo vienen promoviendo, ya que ésta es una manera de expresar conciencia social y de construir solidariamente la justicia social”.

Finalmente, los obispos se dirigen a los trabajadores pidiéndoles su cooperación en la consecución de ocupar puestos de manera honesta, estar abiertos al diálogo y al compromiso con el bien común.

La Conferencia Episcopal de Colombia hace eco a las palabras del Papa Francisco, quien recientemente manifestó  su deseo de que,  "con el compromiso de todos los líderes políticos y económicos, la ocupación laboral se relanzará: sin trabajo, las familias y las empresas no podrán salir adelante".

También ante las Naciones Unidas, el Santo Padre manifestó que "para garantizar un trabajo digno hay que cambiar el paradigma económico dominante que solo busca ampliar las ganancias de las empresas; ... este cambio necesita un marco ético fuerte, capaz de superar la tan difundida cultura del descarte ".

26 enero 2021, 12:15