Buscar

Vatican News
Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en la eucaristía que presidió el lunes pasado para dar apertura de manera oficial a las labores de la institución. Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en la eucaristía que presidió el lunes pasado para dar apertura de manera oficial a las labores de la institución. 

Aplazada la Asamblea del episcopado colombiano hasta abril

El secretario general del episcopado abrió las labores institucionales con una celebración eucarística junto a funcionarios y colaboradores. Informó además que las difíciles circunstancias planteadas por la pandemia impiden la realización de la asamblea electiva programada para febrero.

Vatican News

“Esperanza, fortaleza y valentía”, pidió monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en la eucaristía que presidió el lunes pasado para dar apertura de manera oficial a las labores de la institución. En la ocasión, el secretario general informó que la Conferencia Episcopal tomó la decisión de aplazar, una vez más, la próxima Asamblea electiva de obispos que estaba programada para principios del mes de febrero. La nueva fecha fue reprogramada para la segunda semana de Pascua, en abril, advirtiendo que se realizará si las condiciones se dan para que los obispos asistan a dicha Asamblea.

Monseñor Álvarez – informa la oficina de comunicaciones de la CEC - celebró la eucaristía desde la capilla de la curia diocesana de Santa Rosa de Osos, sede en la que recientemente asumió como obispo, junto a algunos funcionarios y colaboradores de la CEC y confió a la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de las Misericordias, el trabajo a emprender durante este año 2021.

En su homilía recordó el Salmo 30: “Sean fuertes y valientes de corazón, los que esperan en el Señor”, para animar a los colaboradores de la CEC a hacer suyas estas palabras y, desde el carisma que el Señor ha regalado a cada uno, inicien con fe y alegría este nuevo periodo laboral.

El prelado explicó que , dada la situación compleja que aún se sigue viviendo por cuenta de la pandemia, la institución ha iniciado atendiendo sus labores en alternancia y siguiendo los protocolos de bioseguridad. Recordó, además, que esta es una oportunidad para mantener unidos los vínculos de la fraternidad espiritual entre quienes hacen parte de la CEC su casa, lo cual exige de cada uno relacionarse con nuevos métodos en beneficio de los proyectos a ejecutar en estas circunstancias tan difíciles.

“Cada día encontramos cosas nuevas que debemos afrontar, replantearnos aún en nuestras tareas. Deberíamos estar hoy reunidos allá en la Conferencia Episcopal dando curso a los trabajos del año, preparando una asamblea”, afirmó el prelado. “ No lo podemos hacer – enfatizó - pero por encima de todo esto el Señor nos quiere unidos en Cristo, confiados en él, decididos a vivir nuestra vocación cristiana, nuestra misión en la Iglesia y en el mundo con total certeza de la intercesión y el acompañamiento de Cristo nuestro hermano”, concluyó.

21 enero 2021, 09:50