Buscar

Vatican News

Hallado en Getsemaní un baño ritual de la época de Jesús

Los hallazgos arqueológicos que han salido a la luz en los últimos días en Getsemaní, el lugar de la agonía de Jesús, son increíbles: un baño ritual y algunos restos de edificios cristianos de la época de las Cruzadas y el periodo bizantino. Conferencia de prensa de presentación en Jerusalén.

Paolo Ondarza - Ciudad del Vaticano

Los sorprendentes descubrimientos arqueológicos hechos en los últimos meses en Getsemaní se remontan a la época de Jesús y las Cruzadas. Esta mañana en Jerusalén, tuvo lugar la presentación en presencia del Custodio de Tierra Santa, el Padre Francesco Patton y de los arqueólogos que llevaron a cabo la importante campaña, incluyendo a Amit Re'em de la Autoridad Israelí para las Antigüedades. Estamos cerca de la pequeña huerta, situada justo en las afueras de la ciudad vieja de Jerusalén, al pie del Monte de los Olivos, donde Jesús se retiró en oración después de la Última Cena, antes de ser traicionado por Judas y arrestado. Una localidad que, a lo largo de los siglos, se ha convertido en lugar de peregrinación alrededor de la Basílica, cuyo origen se remonta a la época bizantina y que, con la contribución internacional -de ahí el nombre de Iglesia de Todas las Naciones- fue construida por el arquitecto Barluzzi alrededor de la década de años veinte.

Para permitir que el gran flujo de visitantes pase con seguridad desde el jardín, donde Benedicto XVI celebró la misa en mayo de 2009, a la Basílica, se ha excavado un túnel subterráneo por debajo de calle. Durante las obras de infraestructura, la increíble sorpresa: al final del túnel nos encontramos con una serie de salas anexas a la antigua Basílica de la agonía de Jesús, que datan de la época de las Cruzadas. Aún más sorprendente, a mitad del túnel, fue el descubrimiento de un baño ritual judío excavado en la roca, que se remonta al siglo I d.C.: "Hasta ahora -explica el arqueólogo Padre Eugenio Alliata, del Studium Biblicum Franciscanum, a Vatican News- no se había encontrado nada en Getsemaní que se remontara a la época de Jesús.  Se identificó porque los baños rituales judíos son muy característicos: tienen una serie de escalones que terminan en una pileta poco profunda".

En arameo la palabra Getsemaní significa "trujal", "lugar para trabajar el aceite": "Durante la elaboración del aceite o del vino - continúa el Padre Alliata - el judío devoto que los prepara - se quiere que sean kosher, es decir, puros según la ley - debe prepararse tomando un baño ritual en una pileta especial". Si en Jerusalén hay frecuentes hallazgos arqueológicos que se remontan a los tiempos del rey Herodes el Grande y de procuradores romanos como Poncio Pilatos, en Getsemaní, hasta ahora, no se había encontrado nada contemporáneo a Jesús".

También es importante la serie de salas que datan de la época árabe de Jerusalén, entre mil y dos mil años atrás, que salieron a la luz más allá de la desembocadura del túnel: "los hallazgos son posteriores a la conquista islámica de Jerusalén en el año 638 d.C.". La excavación - añade el Padre Alliata - ha descubierto una capilla cristiana con un ábside, muy bien conservado, un altar y una inscripción en griego que pide que Dios acepte la ofrenda de sus fieles como lo hizo con Abraham. El Patriarca bíblico es considerado de hecho el modelo del creyente en Dios, aquel cuya ofrenda es agradable al Señor". Es muy probable que alrededor de la capilla se construyera un hospicio para los peregrinos que iban a Jerusalén, lo que atestigua la continua presencia de los cristianos en la ciudad santa incluso después de la conquista islámica.

21 diciembre 2020, 12:31