Buscar

Vatican News

Perú. Obispos: para enfrentar la crisis: esperanza y escuchar la voz del pueblo

El cardenal Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, monseñor Miguel Cabrejos, presidente del CELAM y de la Conferencia Episcopal peruana y Monseñor Carlos Castillo, arzobispo de Lima se pronunciaron frente a las movilizaciones sociales y sobre la legalidad del régimen político actual.

Ciudad del Vaticano

La tensión crece en Perú donde, desde hace tres días, miles de personas han tomado las calles para protestar contra el nuevo presidente, Manuel Merino. Las manifestaciones, convocadas por diversos grupos sociales, quieren expresar su disconformidad frente al nuevo gobierno que asumió el martes, después de que el Congreso destituyera al Jefe de Estado Martín Vizcarra, acusado de corrupción.

Diálogo y escuchar la voz del pueblo

Ante esta situación, el presidente de la Conferencia Episcopal Nacional (CEP), Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, dio a conocer un mensaje en vídeo que se abre con un versículo del libro del Éxodo: "He visto el dolor de mi pueblo, he oído su clamor, conozco su sufrimiento" (Ex 3, 7).

 "El Perú", dice el prelado, "se encuentra actualmente inmerso en una grave crisis política, institucional y sanitaria", en un clima de "desconfianza, incertidumbre e inseguridad" que perjudica a la población y su desarrollo. Lo que se necesita, por lo tanto, es "escuchar el clamor de la gente para recuperar la confianza, la calma y la paz social". Pero para ello, "es esencial un esfuerzo de diálogo social que sea profundo, amplio y que busque soluciones alternativas al conflicto".

Por ello, el Presidente del CEP invita a todos los peruanos a "velar por el orden constitucional", mientras que se insta al propio Tribunal Constitucional a pronunciarse "de manera clara y convincente" y "a la mayor brevedad posible" sobre la legitimidad o no de la decisión del Congreso. Se garantiza el respeto a las normas y la independencia de los poderes, continúa Monseñor Cabrejos, para que "las instituciones sean fieles al cumplimiento de su misión y el urgente proceso electoral previsto para abril del próximo año pueda continuar en paz y estabilidad". Al mismo tiempo, el Presidente del CEP insta a "continuar y promover la lucha contra todas las caras de la corrupción", lo cual es sumamente "urgente".

El cardenal Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, en declaraciones a la prensa peruana, describió la actual crisis: “estoy verdaderamente impactado por la cantidad de gente que está saliendo a las calles en todas las ciudades del Perú. Y esto está manifestando la indignación de la sociedad (…) la sociedad tiene una palabra que decir. En este momento tenemos que invocar a la serenidad. A la calma, y a las mismas autoridades para que escuchen el clamor del pueblo (…)  a la policía nacional que no caiga en la provocación, porque la movilización es un derecho constitucional y hay que resguardar, siempre y cuando las manifestaciones sean pacíficas”.

El arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo expresó su indignación y tristeza por las consecuencias de la crisis política que vive el país. “expreso mi cercanía y solidaridad con Percy Pérez y Luis Aguilar que han recibido agresiones justamente por manifestar su conciencia cívica, su indignación y la necesidad de cambios en el país.  El arzobispo pidió no minimizar la importancia de las manifestaciones, “que han sido de las más grandes que hemos tenido en nuestra historia”.

Respeto al derecho a manifestarse

En cuanto al derecho a la libertad de expresión, Monseñor Cabrejos subrayó que, por un lado, debe ser garantizado por las autoridades, pero, por otro lado, este derecho debe manifestarse "de manera pacífica y proactiva". "Esta crisis no debe llevarnos a empobrecer cada vez más nuestra querida patria", subrayó el prelado, "especialmente a los niños, los más pobres y vulnerables", porque "el bien común debe ser siempre nuestra primera opción". El mensaje episcopal concluye con un llamamiento a los fieles, para que no se permitan "robar la esperanza de forjar una gran nación".

Por otro lado, Barreto pidió la actuación del Tribunal Constitucional para que esclarezca la actual situación; ”quiero invocar al tribunal constitucional para que pueda de manera ágil y pronta poder responder a esta inquietud que muchos tenemos, respecto a la inconstitucionalidad de esta decisión del Congreso. Como peruano expreso que la vacancia presidencial ha cumplido el proceso legal en la forma y no en el espíritu de la ley que busca el bien común de las personas y que estas movilizaciones están expresando la democracia en el Perú”.

El arzobispo defendió el derecho de los peruanos a manifestarse, así como a los jóvenes que han actuado de manera pacífica. Castillo señaló la presencia de “infiltrados” para crear caos y violencia.

Castillo expresó su convicción de que el diálogo es el camino para superar la crisis, así como rechazó las afirmaciones de algunos sectores de que la gente sale a manifestarse por ignorancia. “Eso no es ético”, señaló. “Estamos ante un problema profundo que se ha ido acumulando por el proceso de corrupción que hemos estado viviendo”. Afirmó que una salida debe surgir de escuchar los mensajes del pueblo, “que es un pueblo que quiere resucitar”.

 

 

15 noviembre 2020, 10:30