Buscar

Vatican News
2020.10.28 CORNELUS SIM 2020.10.28 CORNELUS SIM 

El obispo de Brunei agradece al Papa por "elegir a alguien de la periferia"

El obispo Cornelius Sim, el Vicario Apostólico de Brunei, está entre los 13 nuevos cardenales que el Papa Francisco anunció el 25 de octubre. Los hará cardenales en un consistorio en el Vaticano el 28 de noviembre. El obispo Sim habló compartió con Vatican News sus sentimientos.

Vatican News

El Vicario Apostólico de Brunei, agradece al Papa Francisco por "elegir a alguien de las periferias" para ser contado entre sus cardenales.  Expresó sus sentimientos en una entrevista a Vatican News, el Obispo Cornelius Sim describió a su Iglesia como "periferia dentro de una periferia".  Dijo que el Papa entiende que la Iglesia existe en pequeños lugares donde no hay mucha publicidad, pero donde la fe está muy viva.

Inesperado

Como otros cardenales designados, el obispo Cornelius Sim tampoco estaba al tanto y no podía creer que estuviera entre los 13 nuevos cardenales, pero más tarde llegó a aceptar la verdad.

"Para mí, fue un poco impactante e inesperado" le dijo a Noticias del Vaticano.  El nativo de Brunei, de 69 años de edad, habló sobre los desafíos de la más joven y pequeña de las iglesias del sudeste de Asia y probablemente también del mundo.

En su ordenación sacerdotal el 26 de noviembre de 1989, el obispo Sim se convirtió en el primer sacerdote nativo de Brunei.  En 1995 fue nombrado Vicario General de lo que entonces era la Diócesis de Miri-Brunei, y en 1998 fue nombrado Prefecto de Brunei.   Cuando el Papa Juan Pablo II elevó a Brunei a Vicariato Apostólico el 20 de octubre de 2004, nombró Vicario Apostólico al Padre Sim. Así, se convirtió en el primer obispo local de Brunei.  Fue consagrado obispo el 21 de enero de 2005.

Comunidad católica ampliamente migrante

El obispo Sim, junto con otros 3 sacerdotes, dirige la Iglesia de Brunei que está compuesta en su mayoría por unos 20.000 trabajadores expatriados.   La nación, rica en petróleo y gas, tiene una población de unas 500.000 personas, más del 70% de las cuales son musulmanas.

En este contexto, el obispo Sim dijo que el desafío de la Iglesia de Brunei es "proporcionar un hogar lejos del hogar" para la comunidad católica que es en gran parte migrante.  La Iglesia hace todo lo posible para apoyarlos, especialmente en tiempos de problemas como la enfermedad o la muerte.   También les ayuda financieramente y con programas de alimentación.

Señaló que los católicos nativos, que son ricos, necesitan aumentar sus niveles de fe para que puedan ser "más conscientes y estar más dispuestos a comprometerse" de muchas maneras en el apoyo a la Iglesia.

Juventud

La Iglesia está particularmente preocupada por los jóvenes, muchas de cuyas ideas no llegan a través de los canales tradicionales sino de sus homólogos en su "propio mundo" de medios de comunicación social. Por lo tanto, su relación con la autoridad no siempre es como lo que fue una vez.

Paz y armonía

Sus compromisos en su nuevo papel como cardenal, dijo el obispo Sim, serían los mismos, que contribuir a crear paz, armonía y buena voluntad en cooperación con los ciudadanos de diferentes persuasiones y religiones. Como cristianos deben contribuir a construir un Brunei mejor y más pacífico.  Para los bruneianos, explicó, el compromiso con la paz tiene un significado muy especial, ya que el nombre de su país significa la "morada de la paz".

A este respecto, la Iglesia que ha estado en Brunei durante más de 90 años, dijo el obispo, ha contribuido a la nación especialmente a través de sus escuelas.  Entre el 60 y el 70 por ciento de los alumnos de las tres escuelas católicas del país son musulmanes.

Prioridades

Hablando sobre el enriquecimiento de la fe basado en el sentido de la comunidad, el obispo Sim dijo que ha esbozado varias prioridades para la Iglesia en Brunei, como la información sobre la Biblia y la fe, la pastoral juvenil y familiar, la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas, la evangelización y el bienestar social.

La Iglesia, explicó, no es sólo la liturgia, que es muy importante, sino que también necesita construir relaciones, en primer lugar, dentro de la comunidad, empezando por la familia y saliendo a la sociedad, como el lugar de trabajo y estudio.

La Iglesia de Brunei ha dedicado los últimos tres años al tema de la familia.

"Periferia dentro de una periferia"

En cuanto a sus sentimientos hacia el Papa Francisco por elegirlo como cardenal, el obispo Sim dijo que le agradecía por "elegir a alguien de las periferias".  Describiendo su Iglesia como "periferia dentro de una periferia", expresó su admiración por el sacrificio y el duro trabajo de los católicos para construir la Iglesia fortaleciendo los lazos dentro de la comunidad durante más de 90 años.  Aunque hay muchas cosas que necesitan ser cambiadas, dijo, sus católicos han sido muy fieles y leales a la Iglesia.

Dijo que el "Papa está entendiendo que la Iglesia existe en esos pequeños lugares donde no hay mucha publicidad", pero donde la fe está muy viva. Por lo tanto, agradeció al Santo Padre por dejar esto claro sobre Brunei.

No "en nuestro pequeño mundo de burbujas"

Explicó además que "como Iglesia no somos un pequeño grupo de personas, todos aislados por nuestra cuenta en nuestra pequeña burbuja".  Más bien, la Iglesia es mucho más grande y como comunidad, atraviesa todas las fronteras de raza, color, estatus social, migratorio o con residencia permanente, porque "todos nosotros somos hijos e hijas de Jesucristo".  Dijo, todos nosotros estamos llamados a entender y vivir de acuerdo con esto, subrayando "no puedes tener a Dios como tu Padre a menos que tengas a la Iglesia como tu Madre".

En conclusión, el obispo Sim expresó su gratitud a los que trabajan en los medios de comunicación en el Vaticano por actualizar y mantener el contacto con la Iglesia mundial. 

03 noviembre 2020, 10:27