Buscar

Vatican News
Monseñor Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil, Presidente de la Conferencia Episcopal ecuatoriana Monseñor Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil, Presidente de la Conferencia Episcopal ecuatoriana  

Anunciar, soñar y acompañar al pueblo que peregrina en Ecuador

Al concluir su 148° Asamblea Plenaria, la Conferencia Episcopal ecuatoriana publicó un mensaje en el que los Obispos ratifican su compromiso de anunciar, soñar y acompañar al pueblo que peregrina en esta nación, siendo signos de unidad, comunión y esperanza para todos los hombres y mujeres de buena voluntad más aún en este tiempo de pandemia

Vatican News

La Conferencia Episcopal ecuatoriana y el Departamento del Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM, informan acerca de la publicación del Mensaje del Episcopado ecuatoriano tras haber finalizado su 148° Asamblea Plenaria, que tuvo lugar del 9 al 11 de noviembre y que, además,  tuvo carácter electivo.

En el documento, los Obispos de Ecuador ratifican su compromiso de anunciar, soñar y acompañar al pueblo que peregrina en el Ecuador, siendo signos de unidad, de comunión y de esperanza para todos los hombres y mujeres de buena voluntad más aún en este tiempo de pandemia que nos recuerda que “todos somos hermanos”.

La nueva Presidencia hasta el 2023

Como parte de la agenda de la Asamblea plenaria del Episcopado ecuatoriano, se eligieron los nuevos miembros de la Presidencia, quienes tendrán la responsabilidad de orientar a la Iglesia durante el próximo trienio, comprendido entre el presente año y el 2023.

El nuevo Consejo de la Presidencia de la Conferencia Episcopal estará integrado por: Monseñor Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil, Presidente; Monseñor Alfredo José Espinoza, Arzobispo de Quito, Vicepresidente; Monseñor David de la Torre, Obispo auxiliar de Quito, Secretario General y el Padre Maximiliano Ordoñez, de la Arquidiócesis de Quito, Secretario General Adjunto.

Es tiempo de acuerdos, no de divisiones

Los Prelados ecuatorianos continuarán anunciando con su testimonio y palabra el Evangelio de la vida, la justicia, la libertad, la reconciliación y la paz. En ese sentido indicaron que sueñan con una sociedad más humana y fraterna donde la inclusión, el respeto y la equidad; sean la prioridad a favor de los ecuatorianos y de manera específica de los más pobres.

El bien común por encima de intereses personales

“Es tiempo de acuerdos, no de divisiones”, recuerdan los Obispos e insisten en su deseo de colaborar en la construcción de puentes de encuentro y diálogo entre todos los sectores de la sociedad, buscando siempre el bien común por encima de sus intereses personales o grupales.

Su objetivo es acompañar a los ecuatorianos en medio de luces y sombras, anhelos y temores; porque su deseo es ser signos de unidad, comunión y esperanza para todos los hombres y mujeres del país, mucho más en este tiempo de pandemia que ha llevado a la gente a recordar que todos somos hermanos.

Respondiendo a las preguntas de los periodistas a propósito de las elecciones generales previstas para el 7 de febrero de 2021, Monseñor Cabrera invitó a los candidatos a “aprender a escuchar” con respeto y con atención, el clamor, insatisfacción y desesperanza del pueblo ecuatoriano , y no desde las tarimas, los balcones o las redes sociales. Y advirtió:

“Es verdad que la pandemia nos obliga a tomar precauciones pero si los candidatos (...) no se embarran, no entran en el corazón, en las necesidades de la gente poco o nada podrán hacer. Los discursos no pasarán de ser demagógicos, ofreciendo cosas que jamás van a cumplir y que al final causarán grandes decepciones”

En este contexto, aseguró que la Iglesia ecuatoriana ofrecerá lineamientos para que las personas, en el momento de dilucidar su preferencia, actúen “no movidas por antipatías ni simpatías” sino por los intereses del país. Y agregó:

“Que estén motivados por los intereses del Ecuador, del país, por las necesidades reales de todas las personas y, particularmente, de los empobrecidos, de aquellas personas que por una u otra razón en este tiempo de pandemia han perdido su trabajo”

El problema de la corrupción

Monseñor Cabrera también se refirió a la corrupción que campea a todo nivel: social, político, económico, cultural e incluso religioso. “Es un problema – dijo – que compromete a los obispos del Ecuador a elaborar programas de acción con miras a fomentar valores como la honestidad y el respeto al bien ajeno”.

Por último, en el encuentro con los periodistas se tocaron temas como los desafíos en el campo de la salud, el empleo, la vivienda, y en especial en la educación y la violencia contra la mujer. También se habló sobre el seguimiento del protocolo de las iglesias para prevenir los contagios de Covid- 19 en las comunidades eclesiales.

12 noviembre 2020, 14:16