Buscar

Vatican News
Cristo Negro de Portobelo Panamá Cristo Negro de Portobelo Panamá 

Panamá. Novena del Cristo Negro de Portobelo desde el Santuario en Colón-Kuna Yala

Con un decreto, el obispo Ochogavía Barahona anunció la suspensión de la procesión y la fiesta del Jesús Nazareno de Portobelo que cada año, el 21 de octubre lleva a miles de fieles y pelegrinos a ese este pequeño pueblo de la costa norte de Panamá.

Alina Tufani - Vatican News 

Epicentro de la fe cristiana panameña desde hace 400 años, el pequeño pueblo costero en el norte de Panamá, no será anfitrión de la gran fiesta popular y la multitudinaria procesión internacional del Cristo Negro de Portobelo, a causa de las medidas preventivas de la pandemia de Covid-19. Sin embargo, desde hoy y hasta el 21 de octubre, en el Santuario de Portobelo, se estará realizando la novena y la fiesta en honor al milagroso Jesús Nazareno, en la Diócesis de Colón-Kuna Yala, a través de las redes sociales de la parroquia en Instagram y Facebook, Inmaculada FM, Radio Hogar, Radio María y FETV Canal 5.

El Obispo de Colón – Kuna Yala, monseñor Manuel Ochogavía Barahona publicó el decreto con el cual, a razón de la epidemia de Covid-19, se suspenden todas las actividades presenciales en torno a la Fiesta del Cristo Negro de Portobelo, es decir, las celebraciones y ritos que desde 1776, sin interrupciones, se han realizado para la fecha. De hecho, es la primera vez en los últimos  243 años que estas fiestas no se pueden realizar.

La procesión con el Cristo Negro de Portobelo en Panamá
La procesión con el Cristo Negro de Portobelo en Panamá

La suspensión comprende la procesión con la imagen de Jesús Nazareno de Portobelo, el día 21 de octubre de 2020. El decreto señala que la imagen del Cristo Negro permanecerá en el camarín del Santuario durante los días previos y posteriores a la fiesta 21 de octubre. En cambio, las celebraciones eucarísticas previas y posteriores a la fiesta se podrán realizar con el aforo máximo permitido y en conformidad con las medidas de prevención. 

Cada año, a lo largo de la carretera que desde Ciudad de Panamá lleva a Portobelo,  se pueden ver las túnicas moradas de miles de peregrinos que cargan cruces, rezan y caminan para pagar el favor de este Nazareno milagroso. Muchos de ellos se arrastran de forma dramática o van de rodillas hasta la Iglesia de San Felipe donde reposa la imagen del Cristo Negro, considerado el “santo del pueblo”, ya que es la gente humilde la que va a pedir que se les conceda el milagro de la salud para ellos o para  sus seres queridos, así como el favor de sacar de la “mala vida” a padres, hijos y compañeros. También se pide trabajo, buena fortuna y amor.

13 octubre 2020, 18:30