Buscar

Vatican News
archivo archivo  (AFP or licensors)

Coter. Desafíos de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana

En el sitio internet Amazonizar Bolivia, Micaela Díaz habla de las declaraciones del obispo del Vicariato de Pando, Monseñor Eugenio Coter quien hace un balance sobre los frutos y desafíos a un año del sínodo para Amazonía.

Ciudad del Vaticano

Hace un año se celebraba el sínodo de los obispos para Amazonía. Entre los padres sinodales, estaba por supuesto, el obispo del Vicariato de Pando y presidente de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana (REPAM Bolivia), Mons Eugenio Coter. En un artículo del sitio internet Amazonizar Bolivia, de Micaela Díaz, el prelado hace un balance de las perspectivas y desafíos para la Iglesia en el territorio.

Mons. Eugenio Coter, Obispo del Vicariato de Pando y Presidente de la Red Eclesial de la Amazonía Boliviana (REPAM Bolivia)

El Sínodo y sus frutos

Del sínodo Mons. Coter recuerda la importancia del Documento final que expone cinco conversiones “como la virtud del cambio del corazón”: La conversión integral, la conversión pastoral, la conversión cultural, la conversión ecológica y la conversión sinodal. Y luego la Exhortación Post Sinodal “Querida Amazonía”, que “describe la realidad y da indicaciones y pistas de trabajo”.

Un paso importante de este sínodo dijo el prelado fue la creación de la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA), en respuesta a la propuesta de los Padres Sinodales de “crear un organismo episcopal que promueva la sinodalidad entre la Iglesia de la región panamazónica, que ayude a delinear el rostro amazónico de la Iglesia y que continúe la tarea de encontrar nuevos caminos para la misión evangelizadora”.  Además, integrada por la Comisión Post Sinodal.

Desde entonces, debido a la pandemia, las actividades se realizaron en forma virtual, con encuentros, conscientes que es necesario seguir trabajando. Porque como señaló Mons. Coter, hay un camino que se ha empezado y no hay vuelta atrás.

Pasos concretos hacia el cuidado de la casa común

El Obispo considera que se han dado pasos concretos en el contexto eclesial y social, donde la gente se empodera de las dimensiones ecológicas, ambientales y del cuidado de la casa común. A su vez los medios de comunicación reflejan en sus discursos de promoción publicitaria el tema de la ecología y ambiental como fundamental.

Por último, dijo que “no se puede vivir sin un lugar concreto, donde estamos pisando tierra, y este lugar concreto se vuelve o el jardinero, o el desierto en el cual decidimos vivir”, en la sociedad están naciendo nuevas iniciativas que muestran el impacto ambiental, la destrucción de la naturaleza y también la belleza de la naturaleza, de manera constante. Se han creado nuevos dinamismos nuevos, permitiendo que estos valores que se han celebrado y exaltado en el Sínodo entren paulatinamente en la realidad, “hay mucho camino que hacer, pero hay un camino que se ha empezado y no hay vuelta atrás”, expresó.

La Encíclica Fratelli tutti en la Amazonía

Para Mons. Coter, Fratelli tutti habla de la realidad boliviana, porque, dijo, es el desafío de una hermandad que genere actitudes vivas, “desafío vivo presente”, que se ve exacerbada por la política y los intereses de un sector. Es un “llamado a salir del caparazón en el que nos encerramos” y agrega que “la comunidad se construye a partir de la solidaridad, de entender que somos Fratelli tutti”.

Sobre el cuidado de la Amazonía, el prelado alienta a despertar la conciencia de la importancia de la Amazonía que da lluvia y oxigeno incluso a quienes se encuentran lejos de ella. Y anima a que “podamos tener esta mirada del que la cuida, la conserva, la protege y quien al mismo tiempo se da cuenta y agradece el don que significa”.

22 octubre 2020, 18:31