Buscar

Vatican News

Solidaridad salesiana con jóvenes de la cárcel y la ayuda de los obispos de Italia

Los salesianos lanzan su campaña solidaria para ayudar a los menores que están en las cárceles, con donaciones que se realizarán en la "Carrera de los Santos", el 30 de noviembre y de manera virtual a causa de la pandemia. Asimismo, la Conferencia Episcopal de Italia aprobó cincuenta y nueve proyectos en favor de África, América Latina, Asia y Oriente Medio con un presupuesto de más de 10 millones de euros, en la reunión del Comité para las intervenciones caritativas en favor de los países más pobres del mundo.

Ciudad del Vaticano

"Tu amor puede derribar los barrotes", es el lema de la campaña de solidaridad promovida por los Salesianos que se apoyará en las donaciones de los participantes en la "Carrera de los Santos" que se llevará a cabo en la modalidad virtual: desde las 7 de la mañana del 30 de octubre hasta las 8 de la tarde del 3 de noviembre.

Ayuda para los menores de edad privados de libertad

El proyecto de este año está dirigido a los menores de edad privados de libertad en las prisiones de todo el mundo. Según las Naciones Unidas, más de un millón de niños y jóvenes están en prisión, acusados de delitos menores. De ellos, el 59% están en espera de juicio, tratados como delincuentes cuando en realidad lo que necesitarían es apoyo y asistencia social.

La clave del cambio está en la educación

Siguiendo el pensamiento de Don Bosco, para quien el cambio de los jóvenes se realiza a través de la educación, los Salesianos trabajan en los centros de detención para hacer sentir a estos jóvenes la alegría de poder escucharlos y prestarles atención.

 

Este año las restricciones impuestas para la contención del Covid-19 impiden que el evento deportivo y solidario promovido por "Misiones Don Bosco" y la Procura Misionera Salesiana de Turín (con ocasión de la fiesta de Todos los Santos) se desarrolle de la manera en que se hacía antes de la pandemia.

No obstante, el evento tendrá lugar de forma virtual, respetando los principios inspiradores que siempre lo han guiado: como una celebración colectiva, un evento deportivo y un instrumento de solidaridad. Cualquier persona podrá participar corriendo 10 kilómetros en cualquier pista, gracias al sistema de GPS que permitirá a los participantes, una vez descargada una aplicación, registrar su rendimiento en tiempo real, comprobar en cualquier momento los kilómetros recorridos, relacionar la ruta individual con lo que habría sido la ruta tradicional de la"Carrera de los Santos" en Roma y, al final, indicar la posición de clasificación virtual de cada competidor.

La CEI en apoyo de los países pobres

Asimismo, otra noticia solidaria nos llega de parte de los obispos de Italia.

Cincuenta y nueve proyectos en favor de África, América Latina, Asia y Oriente Medio fueron aprobados con un presupuesto de más de 10 millones de euros, en la reunión del Comité para las intervenciones caritativas en favor de los países más pobres del mundo, celebrada recientemente en la sede de Roma de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).

Entre las obras de solidaridad más significativas se encuentran las relativas a la educación dedicada a África, en particular Burkina Faso donde, en el departamento de Koudougou, los Hermanos de la Sagrada Familia de Belley construirán, en su propio terreno y en colaboración con el Estado africano, una escuela de 12 aulas, con una gran cisterna y baños para niños y niñas.

Solidaridad con los más desfavorecidos

Respondiendo, en cambio, a las peticiones de la población local y del arzobispo de Toamasina, el cardenal Désiré Tsarahazana; las Hermanas de la congregación "María Reparadora", realizarán en Madagascar una continuidad educativa con sus actuales ofertas de escuela, guardería y primaria gracias a la escuela secundaria abierta a todos, especialmente a los más desfavorecidos.

 

En la misma línea, la intervención en Mozambique, donde la Fundación Marista para la Solidaridad Internacional (Fmsi) construirá un nuevo edificio de guardería en el complejo de la Escuela Marista de Mahiça, en la diócesis de Maputo, que albergará a unos 120 niños.

Por su parte, las hermanas misioneras de Nuestra Señora de los Apóstoles participarán en la construcción de un nuevo pabellón en el hospital Notre Dame des apòtres en N'Djamena, Chad. La estructura albergará cirugía, neonatología y oftalmología, además de la ampliación de las salas de maternidad y de recepción para poder ofrecer una atención de calidad de forma gratuita o a muy bajo costo.

Proyectos dirigidos al área de América Latina

Entre los proyectos dirigidos al área de América Latina, algunos tienen como objetivo el logro de la paz social. En Colombia, por ejemplo, la Comunidad de Servicio y Voluntariado (Cisv) de Turín utilizará los fondos asignados para promover la reconciliación en un contexto plagado de años de guerra, especialmente en las comunidades de Florencia, Popayán y Mocoa. En el marco del proyecto se establecerán 12 escuelas con grupos de "familias para la paz", que trabajarán en pro de la educación no violenta de los niños y buscarán el diálogo con los organismos gubernamentales a diferentes niveles.

Por otro lado, gestionado íntegramente por los padres jesuitas, en colaboración con la Conferencia Episcopal Venezolana, se encuentra el programa diseñado para involucrar a unos mil jóvenes universitarios, entre 17 y 25 años, en un recorrido didáctico de sensibilización para hacer frente a las emergencias humanitarias con fuerte presencia en el país: se establecerán 30 talleres de formación en 6 universidades diferentes del Estado.

 

30 octubre 2020, 17:18