Buscar

Vatican News
Guernica Guernica  (AFP or licensors)

Argentina. García: frente a la degradación ambiental, apostar por la esperanza

"La lucha por la tierra, la pelea por el territorio". Se titula así el documento de la Diócesis de San Justo, firmado el 18 de octubre. Monseñor Eduardo García, llama a poner en práctica las tres "T" frecuentemente invocadas por el Papa Francisco (techo, tierra, trabajo). Esto significa "apostar a la esperanza de los niños y los jóvenes".

Isabella Piro - Ciudad del Vaticano

Poner en práctica las tres "T" frecuentemente invocadas por el Papa Francisco (techo, tierra, trabajo) significa "apostar a la esperanza de los niños y los jóvenes": así lo dice Monseñor Eduardo García, Obispo de San Justo, Argentina, en una nota en la que denuncia la degradación ambiental y el crimen organizado que a menudo predomina en muchas zonas de la diócesis. "Frente al negocio de las tierras -se lee en el documento episcopal- hay que trabajar por la integración urbana; frente al narcotráfico, se lucha por sacar a los pibes y pibas de la droga con educación, deporte, familia grande y hogares de recuperación; frente a la cultura del descarte, se crean hogares de abuelos y abuelas en situación de calle; frente el alambrado y dominio del territorio, se busca liberar la vida desde comunidades que se organizan y viven solidariamente.

De ahí el llamamiento del prelado para que los barrios de la ciudad “no vivan desde el miedo y la servidumbre que paralizan toda posibilidad de una vida buena”, sino “trabajemos - es la invitación de Monseñor García –como hijos de Dios e hijos de este suelo, en nombre del desarrollo y crecimiento de toda la población".

Las palabras del Obispo de San Justo llegan en un momento particular: a causa de la pandemia de Covid-19, las familias más pobres han visto empeorar su emergencia habitacional, marcada por una superpoblación más peligrosa que nunca en estos tiempos. No sólo eso: también debido a la emergencia sanitaria, muchas personas han perdido sus trabajos y ahora no pueden pagar su alquiler, terminando por vivir en las calles. A todo esto, puntualiza de nuevo el obispo, se añade la actividad delictiva de la mafias de los territorios que se apropian de tierras para llevar a cabo sus tráficos ligados al robo o a las drogas, paralizando “el desarrollo digno de muchos hombres y mujeres que luchan por una vida mejor". En consecuencia, afirma Monseñor García, "la necesidad, el miedo y la manipulación hacen de nuestra gente soldaditos de un oscuro ejército esclavos para sobrevivir”.

El prelado cita, a este respecto, "los violentos bloqueos de calles", con neumáticos incendiados, que se han producido contra la iniciativa de crear una sala de primeros auxilios y un comedor para los pobres: episodios que no son de hoy, sino que se vienen produciendo “desde hace años". Además, hace poco más de una semana, el párroco de la iglesia de San José, el Padre Nicolás Angelotti, fue asaltado y amenazado. No se trata de un hecho aislado, concluye el prelado, que recuerda finalmente la mayor necesidad de "prevención y atención general a toda la población".

21 octubre 2020, 13:27