Buscar

Vatican News

Tierra Santa: el confinamiento de la pandemia y los nuevos desafíos de las parroquias

Los Ordinarios Católicos de Tierra Santa celebraron su sesión plenaria los días 8 y 9 de septiembre en Jerusalén. Un evento muy esperado después de los meses de aislamiento impuestos por las medidas sanitarias debido a la pandemia de Covid-19.

Ciudad del Vaticano

Un fuerte momento de fraternidad: así es como el comunicado final de la asamblea plenaria de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa define la reunión celebrada la semana pasada en Jerusalén, tan esperada después de los meses de aislamiento impuestos por las medidas sanitarias debido a la pandemia de Covid-19. Los Ordinarios no se habían reunido durante 11 meses, por tanto durante esta reunión, compartieron su experiencia personal y pastoral vivida durante el período de confinamiento. Hablaron sobre el enfoque de la pastoral ecuménica de revitalizar la pastoral parroquial.

 

La sesión plenaria se celebró los días 8 y 9 de septiembre en la Casa de los Sagrados Corazones de las Hermanas de Santa Dorotea. En cuanto a los últimos meses, se subrayó que "la primera oleada de Coronavirus ha sido traumática y ha alimentado la incertidumbre y la incredulidad, exponiendo los límites y colapsando la seguridad". El comunicado destaca que "la falta de contacto directo con la gente había paralizado toda actividad social, pastoral y espiritual" y que para los obispos y párrocos "celebrar la Cuaresma, la Semana Santa y la Pascua sin la presencia de los fieles (...) creaba momentos de desánimo".

La pandemia y el valor de la solidaridad

Por otra parte, el comunicado expresa un aplauso a los pastores "animados por el celo pastoral, que han encontrado los medios para hacer sentir su cercanía a los fieles con transmisiones en streaming, contactos telefónicos, catequesis en You-tube, ayudas online para indicar cómo participar en las celebraciones a pesar del distanciamiento social". "La pandemia ha contribuido a redescubrir el valor de la solidaridad humana y cristiana", subrayaron los Ordinarios de Tierra Santa, tanto que han organizado "con gran generosidad colectas de alimentos y su distribución a personas solas y enfermas".

Conversión pastoral de las parroquias

Igualmente, en el curso de los trabajos se inició entonces el examen del primer proyecto de Directrices para una pastoral ecuménica, con el fin de ofrecer a los párrocos un subsidio "para opciones correctas sin cuestionar los principios de la fe católica o incluso romper la comunión eclesial, en lo que respecta a las personas, llevándolas a un testimonio de fe sincera y coherente". La instrucción "La conversión pastoral de la comunidad parroquial al servicio de la misión evangelizadora de la Iglesia" de la Congregación del Clero, del 20 de julio pasado, ofreció la oportunidad de reflexionar sobre la vida de las parroquias, sobre la necesidad de una conversión pastoral y misionera "para llevar a Jesucristo, para anunciar su Evangelio a la periferia". Para los Ordinarios católicos "se ha hecho mucho en el pasado, pero se puede hacer mejor si se valoran los carismas de los laicos, las personas consagradas y los movimientos eclesiales", así como el hecho de que "la conversión de las personas es la condición sin la cual la renovación de las estructuras sería imposible".

Próxima Asamblea

En conclusión, se decidió establecer una Oficina de Consulta Jurídica para ayudar a las congregaciones e instituciones eclesiásticas en el manejo de los asuntos legales. Monseñor Leopoldo Girelli, nuncio apostólico en Israel y Chipre y delegado apostólico para Jerusalén y Palestina, se ha detenido en los aspectos jurídicos inherentes a la presencia de las comunidades religiosas cristianas en Tierra Santa, evocando los vínculos y las nuevas necesidades entre ellas, por una parte, y el Estado de Israel y el Estado de Palestina, por otra, especialmente en este período de pandemia e inestabilidad política, que ha reducido considerablemente los encuentros entre la Iglesia de Jerusalén y el Estado de Israel.

Por último, se agradeció la labor del Secretariado General de la Pastoral Juvenil, que funciona "respetando la legítima autonomía de las diversas diócesis e instituciones religiosas, se trató la cuestión de la representatividad de los dirigentes de las organizaciones juveniles cristianas, la de la coordinación de los funcionarios de Caritas y la de las buenas relaciones entre los miembros de la Coordinación de las organizaciones humanitarias católicas". La próxima asamblea plenaria de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa está prevista en Haifa el 2 y 3 de marzo del próximo año.

 

16 septiembre 2020, 13:36