Buscar

Vatican News

Portugal. Arzobispo de Braga: “Hacia una Iglesia sinodal y samaritana"

El Arzobispo de Braga, Portugal, Monseñor Jorge Ferreira da Costa Ortiga, publicó su Carta Pastoral para el año 2020/2021, la misma que inaugura el trienio que hasta 2023 reflexionará sobre: "Una Iglesia sinodal y samaritana".

Vatican News

"Escuchar la tierra, mirar al cielo: lecciones de Covid-19": este es el título de la Carta Pastoral presentada el 22 de septiembre por el Arzobispo de Braga, Portugal, Monseñor Jorge Ferreira da Costa Ortiga. El documento – según informa la agencia Ecclesia – inaugura el año pastoral 2020/2021 e inicia el trienio que, hasta 2023, reflexionará sobre "Una Iglesia sinodal y samaritana". "En esta Carta – escribe el Prelado – quería ofrecer una palabra de presencia y aliento a muchas personas. Sin embargo, es importante destacar que la Iglesia de Braga quiere caminar junto con cada uno de los fieles, de forma sinodal, con una actitud de servicio y de entrega que se convierte en una expresión del Buen Samaritano".

Cercanía de la Iglesia con los afectados por el Covid-19

En particular, el Arzobispo se refiere a "los niños, los ancianos, los enfermos, los trabajadores de la salud, los migrantes", es decir, a las personas que han sufrido las principales consecuencias de la pandemia de Covid-19. "Veo muchos rostros y muchas lágrimas – agrega el Prelado – y la Arquidiócesis quiere comprometerse con todos, de acuerdo con este programa: escuchar a la tierra, pero con los ojos al cielo. Esta, de hecho, es la única actitud salvadora en este momento histórico".

Hacia un mundo más humano y solidario

Por otra parte, el Prelado recuerda que "la pandemia está dejando una lección, es decir, nos está enseñando que la vida humana es muy vulnerable" y que "el progreso humano puede ser muy consistente", hasta que "un virus invisible pone de manifiesto todas sus debilidades". "La ciencia no puede tener el predominio – subraya Monseñor Ortiga – por lo tanto, ha llegado el momento de mirar al cielo, siguiendo el ejemplo de los discípulos de Emaús" que emprendieron su viaje, pero con la mirada hacia arriba. Además, el Prelado desea que los fieles asuman sus responsabilidades no sólo en la "prevención de la pandemia", sino también en la conciencia de vivir "un momento difícil y complicado, pero lleno de perspectivas hacia un mundo más humano y solidario, más fraterno e igualitario".

Difundir la semilla de la caridad

"Es hora de empezar de nuevo con valentía – reitera el Arzobispo de Braga – no podemos permitir que el coronavirus obstaculice nuestro trabajo pastoral, porque el Señor Dios nos invita a salir, hacia nuevas experiencias. El punto de partida, sin embargo – es la advertencia del Pastor – debe ser siempre "la semilla de la caridad: esto es lo que queremos poner en el corazón de la gente". “Pero para hacer esto – concluye – tenemos que levantarnos en esta difícil hora y avanzar hacia una nueva forma de hacer las cosas”.

25 septiembre 2020, 12:40