Buscar

Vatican News

Pakistán. Cardenal Coutts: Necesitamos ayuda urgente para afrontar los aluviones

El Arzobispo de Karachi y Presidente de la Caritas diocesana, Cardenal Joseph Coutts, lanza un llamado de ayuda urgente a través de Caritas Internationalis, tras las torrenciales lluvias e inundaciones que han afectado a Pakistán en los últimos dos meses.

Vatican News

“Estamos haciendo todo lo que podemos con los recursos a nuestra disposición, pero necesitamos ayuda, mucha ayuda”. Esta es la sincera llamada lanzada a través de Caritas Internationalis por el Cardenal Joseph Coutts, Arzobispo de Karachi y Presidente de la Caritas diocesana, tras las lluvias torrenciales e inundaciones que han afectado a Pakistán en los últimos dos meses. En este momento hay 300 muertos y unos 250 heridos, mientras que más de 216.000 hogares han sido dañados. Entre las zonas más afectadas está Sindh, en la provincia de la que Karachi es la capital.

Canales cerrados y construcciones abusivas

"No tenemos recuerdos de lluvias intensas como las que cayeron en Karachi en los últimos dos meses", afirma el Cardenal, explicando cómo las inundaciones se vieron favorecidas por la acumulación de residuos a lo largo de los canales favorecidos por las escasas lluvias de los últimos años y la proliferación de viviendas ilegales construidas a lo largo de las orillas de los canales por los numerosos trabajadores inmigrantes que llegaron a la capital en los últimos años. Casas que las autoridades pakistaníes ya han decidido demoler: "El Gobierno ha prometido una compensación y nuevas viviendas para los que han perdido sus hogares, pero no sabemos si, cuándo y cuánto llegará la ayuda.

La respuesta de Caritas a esta y otras catástrofes

Mientras tanto, Caritas Pakistán ha tomado medidas para distribuir paquetes de alimentos, agua potable, tiendas de campaña y láminas de plástico a las familias afectadas. El personal y los voluntarios de Caritas también están prestando primeros auxilios a los heridos y facilitando las operaciones de búsqueda, rescate y evacuación. "La ayuda inmediata proporcionada por Caritas ha aliviado el sufrimiento de la población y ha hecho que los afectados sientan que no están solos y abandonados – señala el Cardenal Coutts – y damos gracias a Dios por la excelente formación del personal y los voluntarios de Caritas que han respondido con prontitud a esta y otras catástrofes". El siguiente y más importante paso, especialmente después de que el gobierno haya previsto la demolición de las casas, será dar a estas personas un nuevo y digno hogar. Pero es un trabajo enorme y necesitaremos ayuda.

Una doble tragedia para los pobres

Las inundaciones se produjeron en un momento ya dramático debido a la pandemia del Covid-19 y a las graves consecuencias de las medidas de contención. "Para los pobres es una doble tragedia porque muchos de ellos habían perdido sus trabajos a causa del Covid-19 y ahora han perdido o perderán también sus casas", dice el Arzobispo de Karachi.

23 septiembre 2020, 10:47