Buscar

Vatican News

La Iglesia en India se une para poner fin a la trata de personas en Assam

Compartimos las declaraciones de monseñor Thomas Pulloppillil, obispo de Bongaigoan en el estado de Assam y presidente del Foro Cristiano Unido en el noreste de la India, pronunciadas durante un seminario online titulado "Cumbre Juvenil del Noreste de la India", cuyo objetivo es concienciar sobre la trata de personas, especialmente en el contexto de la creciente pobreza y el desempleo causado por la pandemia Covid-19.

Ciudad del Vaticano

"La trata de seres humanos está afectando negativamente al futuro de nuestros jóvenes en la región; estamos unidos en esta lucha". Son las palabras de monseñor Thomas Pulloppillil, obispo de Bongaigoan en el estado de Assam y presidente del Foro Cristiano Unido en el noreste de la India, pronunciadas durante un seminario online titulado "Cumbre Juvenil del Noreste de la India". La reunión se organizó el 12 de septiembre para concienciar sobre la trata de personas, especialmente en el contexto de la creciente pobreza y el desempleo causado por la propagación de la pandemia Covid-19, y para instar a todos los grupos eclesiásticos a comprometerse a poner fin a la trata, especialmente de niñas y niños que se dedican a la prostitución.

Niñas pobres las principales afectadas

"El futuro de nuestra juventud está en peligro", dijo el prelado. "La trata de seres humanos, principalmente de niñas, es desenfrenada" en la región y en el extranjero, dijo el obispo de Bongaigoan, subrayando la necesidad de aumentar la conciencia de esta realidad. "Los traficantes se aprovechan en particular de las niñas de los grupos económicos más débiles, especialmente las que viven en la pobreza".

Internet facilita la trata de personas

Al expresar su preocupación por el papel de Internet en la trata de personas, M. Devasitham, jefe de desarrollo estratégico de la Misión de Justicia Internacional, explicó que "los traficantes de personas utilizan activamente el ciberespacio para atraer a los jóvenes mediante charlas y llamadas fraudulentas", aprovechando la vulnerabilidad de muchos de ellos, que han perdido sus empleos debido a la emergencia del coronavirus.

 

"No se puede evitar la migración de la gente, pero necesitamos saber adónde van nuestros jóvenes a trabajar y estudiar. Ya se ha acabado el período en el que los traficantes iban a visitar a los aldeanos para captar víctimas. Las plataformas de Internet han facilitado su trabajo y lo han abaratado porque no tienen que viajar", añadió Devasitham, insistiendo en la necesidad de crear conciencia.   

Por su parte, la Oficina Nacional de Registros Criminales, en su informe de 2015, declaró que Assam registró 1.494 casos de trata de personas - casi el 22% de los casos en el país - y que, en el mismo período, 1.317 niños fueron objeto de trata - casi el 38% de los casos en la India.

 

19 septiembre 2020, 14:07