Buscar

Vatican News
TRINIDAD AND TOBAGO-ELECTION-VOTE Trinidad y Tobago  (AFP or licensors)

No hay lugar para el racismo en el mundo de hoy

El último alegato para "denunciar el racismo" proviene de la Comisión Católica de Justicia Social de la Arquidiócesis de Puerto España.

Por la Hermana Bernadette M. Reis, fsp

"El racismo es un pecado y debe ser eliminado en todas sus formas... individuales, institucionales, directas e indirectas". Así lo afirma la Comisión Católica de Justicia Social de la Arquidiócesis de Puerto España (CCSJ).

El racismo se come el alma de nuestra nación

La CCSJ emitió la apelación en un comunicado el jueves pasado. Clasifican el racismo como un "vil gusano que se come el alma misma de nuestros seres y de nuestra nación".

Esta declaración se produce tras las elecciones generales de Trinidad y Tobago del 10 de agosto. La campaña que precedió a las elecciones se caracterizó por el sentimiento racista. El CCSJ declara que "aborrece todas las recientes declaraciones racistas hechas en los medios de comunicación social antes y después" de las elecciones generales. También dicen estar de acuerdo con una evaluación hecha por la periodista británica Kehinde Andrews de que "centrarse en los prejuicios individuales" evita "abordar el racismo endémico y sistemático, dejando importantes desigualdades".

El meollo del asunto

En vista de las próximas celebraciones del Día de la Independencia de Trinidad y Tobago, la CCSJ invita a sus ciudadanos a "reflexionar ahora sobre las formas en que cada uno de nosotros puede haber alimentado, consciente o inconscientemente, mediante el pensamiento, la palabra o la acción, a este monstruo con cabeza de hidra construido socialmente", el racismo. "Comprometámonos a erradicar este mal de nuestros corazones y mentes. De hecho, el corazón de la cuestión está en el corazón humano".

La CCSJ dice que la visión de un país sin racismo se encuentra en las leyes, la Constitución, la Ley de Igualdad de Oportunidades y las políticas de la nación insular, y en los valores profesados por las comunidades de fe. Esa visión sólo puede transformarse cuando "pasamos del papel a la acción", señala la CCSJ.

Del racismo a la unidad en la diversidad

 "La justicia y la paz nunca se harán realidad", continuó la CCSJ, "mientras exista el racismo". Dijeron que el "rechazo del racismo para "abrazar y promover la unidad en la diversidad" es "largamente esperado".

La CCSJ dice que rezan por la conversión del corazón, citando a los obispos de los Estados Unidos: "La verdadera justicia y paz puede ser una cuestión de política sólo si es primero una cuestión de corazón".

"Oremos por la gracia de Dios", concluyen, "para abrir nuestros ojos y los de nuestros líderes, para que elijamos valores y virtudes que nos ayuden a florecer/progresar como pueblo".

En Trinidad y Tobago viven personas de ascendencia india, africana, europea y del Oriente Medio. Las islas obtuvieron la independencia del Reino Unido el 31 de agosto de 1962 y se convirtieron en una república en 1976.

18 agosto 2020, 11:39