Buscar

Vatican News
Marruecos coronavirus cardenal López mascarillas Marroquíes con masacarillas en la estación de Casablanca para salir de la ciudad antes de que las autoridades impongan restricciones de viaje para sofocar un nuevo brote de coronavirus.   (AFP or licensors)

Marruecos. Cardenal López: “No es aceptable estar en la misa sin la mascarilla"

El arzobispo de Rabat invita a mantener las medidas de protección contra el Covid-19 a pesar de la flexibilización de las restricciones y en espera de que se confirme o no el final de la emergencia el 10 de agosto como previsto por las autoridades.

Alina Tufani - Vatican News Service 

“Más que en los meses anteriores, nos encontramos diariamente con estadísticas que nos llaman a ser más cuidadosos y responsables”. Así lo advierte el cardenal Cristóbal Cardenal López Romero, Arzobispo de Rabat en su carta a los fieles de este mes, en la que informa que la Iglesia está atenta a las disposiciones de las autoridades, que aún no han confirmado, si el final de la emergencia sanitaria concluirá el 10 de agosto, como previsto o se extenderá.

En efecto, en la última semana, Marruecos ha tenido que cerrar las principales ciudades por un repunte de contagios de coronavirus en Tánger, una de las ciudades más afectadas, Tetúan, Fez, Marrakech y Casablanca. Según las autoridades sanitarias, el alarmante aumento en los últimos días de contagios en varias prefecturas y provincias del Estado ha hecho que el Gobierno vuelva a endurecer las medidas para controlarlos. Sin embargo, Rabat es la única gran ciudad a la que no se aplican las nuevas restricciones que han sido implementadas sin límite de fecha.

No obstante, al asegurar que en todo caso la Iglesia se adaptará a las disposiciones del gobierno el cardenal López aprovecho la oportunidad para recordar a los fieles que deben respetar los estándares de salud en todo momento, pero particularmente en las celebraciones litúrgicas. "¡No es aceptable estar en la misa sin la mascarilla, por ejemplo!!!!", escribe con puntos exclamativos el purpurado al conminar a las comunidades a ser “exigentes” y encontrar soluciones para aquellos que - dicho irónicamente - "olvidan la mascarilla en casa...”.

El arzobispo de Rabat, también informó sobre las condiciones de salud de la hermana Lucile, una religiosa de la comunidad de Fez, contagiada por el Covid-19 y, actualmente, hospitalizada en una situación “favorable”. Al respecto, el cardenal López reiteró su satisfacción por la ausencia de casos de contagio por coronavirus en las comunidades católicas de Marruecos y aclaró que el contagio de la hermana Lucile “no fue el resultado de una imprudencia o irresponsabilidad”, sino consecuencia del “espíritu de servicio” mantenido en su trabajo de enfermera en un hospital con numerosos pacientes con COVID-19.

La carta, publicada, ayer, 4 de agosto, memoria del san Juan María Vianney, el santo Cura de Ars,  fue también ocasión, para que el cardenal López, expresara su fraternal saludo y felicitaciones a todos los sacerdotes de la diócesis y para invitar a los fieles a manifestar directamente su afecto por ellos, aunque sea con una llamada: “Mis queridos hermanos y hermanas laicos, tomen sus teléfonos y feliciten a sus sacerdotes pero, aún más, recen por ellos hoy ... y siempre; acompáñenlos en su tarea; ayúdenlos con su crítica constructiva; ámenlos como padres, hermanos ... o incluso como niños !!!, pero ámenlos.”

Por último, el purpurado recordó que en Casablanca, el 16 de agosto, se celebrarán las confirmaciones y algunas parroquias se están preparando para comenzar a celebrar los bautizos. Igualmente, informó sobre el inicio del ciclo de apertura de la Universidad de Verano, el domingo 2 de agosto, que cuenta con más de 45 participantes y algunos facilitadores que se reúnen diariamente en Agadir, Fez, Rabat y Settat, y en los que también hay participantes provenientes de Marrakech, Safi, Beni-Mellal, Kenitra y Casablanca.

06 agosto 2020, 16:26