Buscar

Vatican News

Francia. Padre Cabanac: “Beber de la fuente para pasar el desierto de la pandemia”

“La peregrinación física y virtual a Lourdes, la presencia del Cardenal Parolin como signo de aliento y esperanza, la Virgen María que nos lleva a la fuente del amor”, los temas al centro de la entrevista con el Presidente de la Peregrinación Nacional al Santuario de Lourdes, Francia, el Padre Vincent Cabanac.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“La Virgen María nos lleva a la fuente del amor que es Jesucristo, nos invita a poner nuestras vidas en este tiempo de desierto, en lo esencial. Por ello, es importante beber de la fuente del amor del Señor y en esto la Virgen es el ejemplo perfecto que nos da esperanza, esa esperanza que pedimos y compartimos juntos, aquí en Lourdes o en nuestras casas”, lo dijo el Padre Vincent Cabanac, sacerdote de la Congregación de los Agustinos de la Asunción, Presidente de la Peregrinación Nacional al Santuario de Lourdes en Francia, en programa del 12 al 16 de agosto, explicando el desarrollo de la tradicional peregrinación al Santuario de la Virgen de Lourdes.

Delegaciones representativas de la peregrinación

El sacerdote asuncionista señaló que, este año la peregrinación a Lourdes tiene una característica particular, en medio de este tiempo marcado por la pandemia del coronavirus. “Como cada año nuestra Congregación, los Agustinos de la Asunción, organizan esta tradicional peregrinación alrededor de la fiesta de la Asunción. Una peregrinación – recordó el Religioso – que permite a los fieles de toda Francia, de ir y venir aquí al Santuario de Lourdes”. Pero este año, agregó el Sacerdote, es un año muy particular, porque a causa de la pandemia no podemos recibir a todas las personas que quisieran venir, sobre todo a los enfermos que habitualmente vienen. “Es por eso – precisó el Padre Cabanac – que hemos organizado una delegación representativa de nuestra peregrinación nacional, acogeremos alrededor de unas 500 personas y con esto quisimos mantener la relación con los enfermos que no están aquí físicamente presentes en Lourdes”.

Unidos espiritualmente con los enfermos del mundo

En este sentido, el Padre Vincent Cabanac dijo que, otra característica de la peregrinación de este año será que los enfermos serán acompañados allí donde se encuentren, en su casa, en el hospital, de tal modo que estar en comunión espiritual. Para ello se ha pensado todo un programa para que se viva aquí en Lourdes una verdadera peregrinación, y también habrá momentos de fiesta que tendremos aquí por la Solemnidad de la Asunción. “Una fuerte relación – afirmó el Religioso – de tal modo que tendremos unos Ángeles para visitar a los enfermos en sus casas y momentos sobre todo de oración, ya sea el rosario, o sean las Misas y otros momentos de conferencias con la gente que está fuera de Lourdes, pero en conexión con nosotros”.

Entrevista con el Padre Vincent Cabanac

La presencia del Cardenal Parolin un signo de aliento y esperanza

Además, el sacerdote asuncionista recordó que, el día 15 de agosto, el Cardenal Secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, presidirá la Santa Misa en el Santuario de Lourdes. “Conozco el carácter admirable del Cardenal Parolin – precisó el Padre Cabanac – había aceptado nuestra invitación antes de la pandemia y tenía todas las razones para decir que este año podía cancelar su visita, pero mantuvo su venida aquí a Lourdes en este tiempo especial. Para mí esto es un signo de fidelidad y de humildad del Cardenal Parolin, es decir, que quiere dar el ánimo a todas las personas que estarán aquí en el Santuario y a los que estarán en conexión con nosotros, sobre todo con las personas enfermas”. El Cardenal Parolin había ya venido al Santuario el 11 de febrero de 2017, para celebrar el Día de Oración por los Enfermos y ahora viene para otra fiesta muy importante que es la fiesta de la Asunción. “Creo que su presencia – subrayó el Religioso – va a dar ánimo a las personas, es un signo de esperanza, y eso es lo que queremos cultivar, es lo que estamos pidiendo en este tiempo tan fuerte de pandemia y de enfermedad. La presencia del Cardenal Parolin es un signo de esperanza muy fuerte y de apoyo para todos los que están aquí, los peregrinos, los capellanes del Santuario, y para nosotros también como Congregación”.

Ir a la fuente del amor es volver a lo esencial

Finalmente, el Padre Vincent Cabanac explicó el lema de esta 147 Peregrinación Nacional que es: “Ir a la fuente del amor”, usando la imagen del paso por el desierto. “Esta pandemia es como pasar un desierto – afirmó el Sacerdote Asuncionista – es decir, pasar por un desierto donde tenemos que cuidarnos de lo que puede suceder y de alejarse de los otros, es un tiempo bastante fuerte. Pero para poder pasar el desierto, tenemos la obligación de beber y así apagar esa sed que tenemos, esa sed espiritual que podemos alimentar en este tiempo de peregrinación, en este tiempo de convivencia que vamos a cultivar en estos días. La Virgen para mí es un ejemplo de quien viene a darnos de beber, y queremos ir a la fuente del amor con María, a la fuente del amor que es Jesucristo, es una manera de poner nuestra vida en este tiempo de desierto en lo esencial, en beber de la fuente del amor del Señor y la Virgen es ese ejemplo perfecto que nos da esa esperanza que pedimos y compartimos juntos aquí en Lourdes o en nuestras casas”.

14 agosto 2020, 07:00