Buscar

Vatican News
Relatives of those killed and injured in Senkata de El Alto clashes demand compensation archivo  (ANSA)

Obispos de Bolivia en Asamblea Episcopal Extraordinaria

Los obispos bolivianos están celebrando su Asamblea Extraordinaria. Entre los temas que están afrontando: la emergencia sanitaria, la crisis económica y las tensiones políticas provocadas por las elecciones generales.

Isabella Piro-Ciudad del Vaticano

La difícil situación de Bolivia, agobiada por la pandemia del coronavirus, la crisis económica resultante y las tensiones políticas relacionadas con las elecciones generales, aplazadas del 6 de septiembre al 18 de octubre: este es el tema principal de la Asamblea Extraordinaria de Obispos Locales (Ceb), que se inauguró ayer, 19 de agosto. Debido a las medidas restrictivas, la reunión, que se prolongará hasta el 21 de agosto, tiene lugar en modo virtual y con más de treinta prelados en video-conexión. El presidente de la CEB, Monseñor Ricardo Centellas, abrió los trabajos con un discurso en el que instó a "recuperar un clima de encuentro y diálogo, de verdad y justicia", invitando a las autoridades a garantizar unas elecciones transparentes, justas y creíbles y a aclarar el fraude que se ha producido en el pasado. "La democracia no se puede consolidar con actitudes destructivas", sino a través de la promoción del "desarrollo integral para no convertir a Bolivia en un campo de batalla a expensas de los más pobres, que representan la mayoría", dijo el prelado.

Ante la "crisis económica que se agudiza día a día", "agudizando las necesidades primarias" de la población, Monseñor Centellas invitó al sector público a "un estilo de vida caracterizado por la austeridad y el compartir", para que "la economía boliviana se redistribuya según criterios de justicia social y las pequeñas y medianas empresas reciban el apoyo necesario". El presidente de la CEB también hizo  referencia al hecho de que la pandemia Covid-19, que en Bolivia ya lleva más de 91.000 casos positivos y más de 3.000 muertes, "puso de manifiesto la precariedad del sistema nacional de salud", precisamente en el momento en que la emergencia médica requiere de "unidad y solidaridad", sin que nadie "aproveche la situación por intereses personales y políticos". "Sin salud no hay vida", exhortó el obispo, reafirmando el compromiso del episcopado de "proteger la vida", al servicio de la cual es necesario "estructurar una verdadera y propia educación", lejos "de las ideologías".

El discurso de Monseñor Centellas concluyó con un llamamiento a la unidad nacional, porque "la división no hace sino agravar la crisis": "O subimos al barco de la unidad - subrayó - o sucumbimos a las ambiciones del poder". Inmediatamente después tomó la palabra Monseñor Angelo Accattino, Nuncio Apostólico de Bolivia, que se ha convertido en el portavoz de un saludo del Pontífice: "El Papa Francisco ama y bendice esta tierra", dijo el Nuncio. Luego, su reflexión se dirigió a la difícil situación del país, marcada por "sangrientos y destructivos enfrentamientos sociales". De ahí la exhortación a la Iglesia a hacer todo lo posible "para restablecer la calma y la paz a través de sus instituciones, habilidades y capacidades, siempre inspiradas en la justicia y la imparcialidad, según el mandato del Evangelio". Monseñor Accattino recordó, finalmente, citando uno por uno, a todos los prelados que habían muerto por el coronavirus, en particular a Monseñor Eugenio Scarpellini, obispo de El Alto, que murió el 15 de julio a la edad de 66 años.

Segunda jornada: 20 de agosto

Según informó, el Padre José Fuentes, Secretario General adjunto de la CEB, el tema central de esta segunda jornada de la Asamblea Extraordinaria, fue la revisión de los Estatutos de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”. Los mismos, que no fueron aprobados, se seguirán profundizando en el Consejo de Educación Superior. Se ha profundizado en la identidad católica que la universidad debe tener, en la calidad educativa y en su organización interna.

El segundo tema relevante, abordado fue la Estrategia Comunicacional para dar a conocer el Enfoque y Directrices de la CEB (2020 – 2024), las lineas de pastoral que rigen el trabajo de la Conferencia Episcopal. También fue elegido Mons. Edmundo Abastoflor, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de la Paz, como nuevo miembro de la Comisión de Asuntos Económicos de la CEB.

Por último, el Padre Fuentes invitó a la Conferencia de Prensa que se realizará el viernes 20 a las 16 horas, presidida por Mons. Ricardo Centellas, Presidente de la CEB, donde se dará a conocer el Mensaje al Pueblo de Dios.

21 agosto 2020, 08:33